Blogia
vicenteperu

JOSÉ LUIS PAREJA, SU ESPOSA Y SU HIJO

No quisiera que se me pasasen más oportunidades sin escribir sobre mi reencuentro con José Luis Pareja. Sólo unos rasgos.

La última actividad que hice con los de Burgos, antes de irme a Madrid y allí a Lima, fue una visita a Toledo en general y a José Luis Pareja en particular. La tarde en que llegamos fuimos a verle. Nos atendió en una de las salas de visita del monasterio de San Juan de los Reyes, no en el soberbio salón del trono, sino en la humilde zona que ocupan los franciscanos. Allí estaba con su hijo y sus biblias en español y en hebreo. Había sido militante y cruzado, pero su carisma iba por otro sitio. Le dijeron que la cruzada no era lo suyo y se fue por esos mundos de Dios y nunca mejor dicho, pues después de varias breves épocas de eremita del siglo XX se marchó a Jerusalén en peregrinación. Si señores en peregrinación. No andando sino en autoestop y viviendo de limosna, sin una peseta en el bolsillo. (En aquella época no había euros). En su familia le dieron una ayuda que él se empeñaba en no aceptar, y a base de insistir su madre, la tomó. Pero el que confía algo en el dinero, no confía sólo en Dios y antes de abandonar Madrid, ya la había repartido entre los menesterosos, que él conocía muy bien por otras ayudas anteriores. Por supuesto que desde hacía años, nunca tenía una perra en el bolsillo, si caía alguna de su sueldo o de algún amigo, enseguida iba a parar a los pobres que él ya conocía personalmente.

Pues llegó a Jerusalén, apoyado especialmente en los Kikos con los que había participado en años anteriores. La epopeya no cabe en esta hoja, pero el que quiera oírla entera basta que se vaya a su tienda de Toledo y charle con él, que enseguida se presta para estos menesteres.

Allí se estableció de demandadero en no sé qué convento de contemplativas, más pobres que las ratas (ellas y él). Pero su amigo Jesús le tenía preparado un regalo: María Teresa, análoga a él solo que más sensata y menos habladora. Una catalana estupenda que conocimos unas horas después y que llegó allí antes que él con planteamientos parecidos. Pasados unos años, se casaron y luego tuvieron que volver a España por razones legales aplicadas a los extranjeros.

Al final de la tertulia, rezamos juntos unos salmos y él los hizo a estilo hebreo, en ese idioma y con la cabeza cubierta por una especie de paño con filatelias en los bordes y esta es una parte de la vocación compartida por el matrimonio. Allí se sintieron cristianos como los del tiempo de Jesús. Los primeros cristianos eran hebreos, que rezaban con el Antiguo Testamento y además creían en Jesucristo, que también rezó siempre de la misma manera. Se puede ser plenamente hebreo y plenamente católico y esa es su vocación: demostrar que se puede y tender así un puente para la aproximación de ambas religiones. Hay más personas en el mundo con este planteamiento, pero pocas. Creo recordar que a la vuelta a España les apoyaron el obispo de Toledo y no sé si el ayuntamiento y en la capital de las tres culturas, abrieron una tienda de libros y objetos hebreos. Creo que la única en España y una de las pocas en el mundo.

Evidentemente con estos planteamientos, la santidad les va muy bien, están muy contentos y de dinero andan mal. Hójala mejoren un poco en lo último sin perder en nada lo primero. Si quieres ver libros en sefardí, canciones el mismo idioma y otras muchas cosas originales y bellas, date una vuelta por su tienda, que está en una calle que desemboca en el famoso San Juan de los Reyes (los Católicos, Isabel y Fernando)

Después de que él saliese de Burgos y antes de este encuentro, fui conociendo a personas que le habían conocido y todos le apreciaban mucho.

Que María les bendiga a los tres y a su esfuerzo de unidad.

La familia de mi amigo, a la izquierda.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres