Blogia
vicenteperu

CONVIVENCIAS DE ESPÍRITU

CONVIVENCIAS DE ESPÍRITU

CONVIVENCIAS DE ESPÍRITU

Como todos ven, el blog se está haciendo un poco lento, estamos viendo como se puede arreglar. Una primera iniciativa es la aportada por Gonzalo. Ahora se accede un poco más rápido con http://www.vicenteperu.tk

Como ya les conté estuve en Arequipa a principios de este mes, cuando vi a mi amigo el astrónomo. A continuación me sumergí en unas convivencias con universitarios. En principio íbamos a ser 10 en total, pero uno avisó que no podia y otro no dijo nada. No vino y ya está. Ya me he encontrado varios enfermos de esta dolencia. Este fin de semana, había un profesor que iba a venir con nosotros al retiro mensual. Confirmé su asistencia el martes y el sábado estuve esperándole hasta que a la media hora le llamé al celular para ver que pasaba. Me respondió que tenia una sobrecarga de trabajo y no podía ir. A mí me pareció muy extraño, no el que no pudiese ir, sino el que no avisase y se quedase tan tranquilo mientras yo le aguardaba hasta no se sabe cuando y así se lo dije. Creo que a él le extrañó mucho el que a mí me extrañase.

El programa de las convivencias era muy sencillo e interesante. Vivíamos en un local como si fuese nuestro hogar de Gamona, un poco más grande. Por la mañana cada uno se iba a sus quehaceres y la tarde la vivíamos ordenadamente: estudio, tertulia, cena que íbamos haciendo por turno, puntos para el examen de conciencia y a la mañana siguiente algo de oración y a clase.

La última noche fuimos a la casa de mi amigo el astrónomo y vimos salir a la luna por detrás de unas cumbres próximas que se recortaban sobre la luna en un espectáculo precioso. Cada 10 segundos cambiábamos al que la estaba viendo para que diese tiempo a todos.

Curiosamente los temas que más les interesaban eran los de apología (explicación de la fe en temas controvertidos). Me preparé algunos de ellos como las “demostraciones” de que Jesús es Dios y otros referidos a nuestras relaciones con los evangélicos, adventistas, etc. Cito tres de ellos: ¿Tu Iglesia, quién la fundó? Evidentemente Jesús sólo fundó una y además se saben todos los nombres de sus jefes (Papas) desde el primero hasta el actual y cada obispo ha estado ordenado por otro obispo que a su vez lo ha estado por otro y así hasta los apóstoles. No ocurre lo mismo en las otras confesiones que también siguen a Cristo. Tema distinto es si los católicos somos mas o menos coherentes con la fe que decimos profesar.

También es interesante la pregunta, si cada uno puede interpretar la biblia según le inspire el Espíritu, o al pie de la letra, según otras versiones, ¿para qué están los estudios de la biblia y las conferencias y predicaciones? En cuanto me la explica otro ya me la está interpretando, en contra del principio.

Queda otra reflexión. Ser cristiano es intentar tener en nosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo. Si vamos a amar lo que Él amó, la persona a la que más quiso es a su madre y por mucho que le sigamos, nunca la querremos tanto como él. Otra cosa son los abusos.

Una de las noches pasó un incidente educativo. Ese día hubo huelga y fue un poco relajado. Por la tarde tuvimos una actividad en la ciudad y luego nos fuimos a lo de ver estrellas con mi amigo. En el autobús de vuelta alguien me dijo que los encargados de la cena, no la habían preparado. Al bote pronto le respondí -Pues que no cenen- Luego reaccioné y pensé en positivo -Seguro que nos han preparado una sorpresa con un plato exquisito-  Hice algún otro comentario en este buen sentido y se terminó el tema. Cuando llegamos al hogar, efectivamente, no había nada de cena. Al principio se me ocurrieron varias soluciones “estrictas” pero dije – En el almuerzo hemos recordado que nos íbamos pronto y no volvíamos hasta la hora de cenar y no tiene sentido que en unas convivencias de formación, los encargados no hayan hecho su trabajo- y me fui directamente a la capilla en perfectas ayunas. Creo que los demás tampoco cenaron. A la mañana siguiente unos de los responsables se levantó antes para preparar el desayuno aunque no le tocaba y cuando me vio me pidió disculpas.

En la foto, algunos de las convivencias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres