Blogia
vicenteperu

Continuación del artículo de abajo

A las tres o cuatro horas de escribir mi artículo anterior apareció de nuevo mi amigo David y apareció para bien. Le había visto por última vez el lunes. Se nos había hecho tarde para ir a pagar el alquiler del cuarto y en principio pensaba que iba a volver el martes para rematar la faena, pero no fue así. Por fin apareció el viernes, supongo que en estos días no se ha cambiado ni de calcetines. Había aguantado como había podido haciendo las visitas a los colegios (de acompañante). Se había buscado otra habitación distinta, algo más barata, 220 soles pero la entrada era de tres meses. Había pagado dos y medio. Necesitaba ayuda para acabar de pagar eso, para comprarse el celular, para comer la semana siguiente, ... Ya habíamos convenido que mi regalo era de 100 soles más de lo que ya le había dado. A partir de ahí me pedía lo que necesitase pero en concepto de préstamo y me ha pedido otros 150 que a mí me parece muy poco. Él seguía encantado con su vida pues se encontraba cada día mejor y se sentía capaz de volver a ser persona. Hoy domingo, supongo que le volveré a ver y le llevaré a su habitación el colchón, las sillas, los cubiertos... y algunas vitaminas que tenia yo guardadas. 

También necesita un terno (traje) yo estoy dispuesto a dejarle uno mío hasta que tenga plata para comprarse uno.

Falta por aclarar que la ayuda no es sólo mía. Hay un amigo que piensa colaborar.

Esto lo escribí el domingo por la mañana. Efectivamente le volví a ver por la tarde y todo va marchando, despacio y con dificultades, pero marchando. 

Ahora es martes por la mañana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MANUEL -

Buena suerte, Hermano.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres