Blogia
vicenteperu

Un amigo con Biblia.

Un amigo con Biblia.

 

Este cuentecito se me ocurrió para una introducción de la Vigilia de la Inmaculada del 2011.

 

Tengo un amigo de esos que siempre va con una biblia bajo el brazo. La usa y la conoce  y el otro día salió a relucir el tema de María= la Virgen = mi madre espiritual, comparado con el tema de la Biblia.

 

El primer aspecto que salió es si Jesús había dicho algo de si María era mi Madre y si había hablado algo de la Biblia.

Jesús dice al menos dos veces que María es mi madre. La primera al pie de la Cruz cuando dice a Juan eso de “He ahí a tu madre” y luego a ella “Mujer, he ahí a tu hijo” y los cristianos subsiguientes vieron en ello la designación de María como madre de todos.

Pocos años después, el mismo Jesús se aparece a Pablo y le dice: Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues? Respuesta: ¿Quién eres, Señor? – Yo soy Jesús, a quien tú persigues.

Jesús había muerto y resucitado hacía años, luego no era a él a quien Saulo perseguía sino a los cristianos que en aquél momento Jesús los identifica consigo mismo. Si yo, Vicente, soy el mismo Jesús, su madre, de alguna forma es la mía.

Ahora viene cuando Jesús dijo algo directo o indirecto de la Biblia (Nuevo Testamento, o de que sea palabra de Dios). Nunca

 

En segundo lugar, pensemos en la Iglesia: Cuando dice algo de que María sea nuestra Madre y cuando dice algo de la Biblia y de que sea palabra de Dios.

Hay muchos escritos en este sentido de diversas personas (santos) desde los primeros siglos, y oficialmente lo dice en el tercer concilio ecuménico, que celebra, el de Nicea en el año 421 en el que se dice que María, no solo es madre del cuerpo de Jesús sino de todo Jesús, Dios y hombre verdadero y por tanto madre del “Cuerpo místico” de Jesús y madre mía.

Nota: En 313 dan la libertad de culto (Constantino) y esto no es un castigo para la pureza de la Iglesia, sino un regalo conseguido directamente por Dios a través de un milagro: La visión de Constantino de: “con este signo, vencerás”. Era una Cruz. La puso en su estandarte antes de la batalla final, y ganó.

El Primer concilio Ecuménico que trata de la Biblia es el de Trento hacia 1550. En él se dice que es palabra de Dios y se definen dogmáticamente los libros que la componen. Desde el 390 hay concilios locales que dicen cosas sobre la Biblia. Concretamente en una zona de África empiezan a decir que libros van a entender que son los que hay que leer en la Misa y después serán los canónicos.

La foto correponde a principios de enero del 2012. Con la cabeza algo torcida, según corresponde al peso de las matemáticas que se localizan en el lado derecho del cerebro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres