Blogia
vicenteperu

CONCURSO DE ALTARES EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL SAN AGUSTÍN

No te quejarás que en este mes van tres textos

Ayer se celebró un concurso de altares en la universidad pública de Arequipa. En el 1980 todas eran un feudo absoluto del comunismo más rancio. Era el tiempo de Sendero Luminoso (La luz le llegaban de las almas de las personas muertas, más de 100.000). Pues bien: los tiempos cambian y con solo anunciar un concurso de altares con motivo del Señor de los Milagros en uno de los campus, el de Ingenierías, varios grupos de alumnos (a veces animados por un profesor) han armado altares.

En principio la cosa es sencilla. El concurso empieza a las 11. Algunos ya han traído materiales de sus casa Media hora antes ultiman los acuerdos y sacan un poco mobiliario, seguramente del despacho de un profesor condescendiente, lo tapan con grandes telas de color blanco y morado que no sé de dónde sacan. Han traido de sus casa diversos cuadros del Señor de los Milagros, de la Virgen, de cualquier cosa adecuada y los chicos hacen su cuestación económica y compran varios ramos de flores que distribuyen adecuadamente. A las 12:30 ya estaban listos. Yo llegué de jurado al de la Facultad de Sistemas Informáticos. Unos alumnos ayudados por un par de administrativos estaban rematándolo. Iban  descolgando un enchufe eléctrico para conectar unos altavoces. Cuando llegamos lo hace y pone un mp3 con el himno al Señor de los Milagros: “Señor de los milagros, aquí venimos en procesión…” se oye muy bajito, pero entonces, uno que llevaba guitarra se incorpora y todos cantamos. Estamos entre 20 y 30 alumnos alrededor del altar. José María Bellido, alma del evento, les dirige unas palabras y luego rezamos un misterio del rosario. Él empieza un Padre Nuestro y después un alumno hace una petición, reza un avemaría y nosotros contestamos la segunda mitad y José María les regala un rosario + folleto con oraciones. Otro alumno hace otra petición + avemaría + rosario y así hasta que se acaban los voluntarios y suelen ser más de 10 avemarías.  Como José María es un devoto enamorado de la Virgen regala a todos los presentes el rosario + el folleto. Se acaba con unas palabras de un alumno y poco más. Uno de los que llevaba la voz contante iba vestido de hermano de la cofradía del Señor de los Milagros: Camisa morada y cordón de lana blanca, como si fuese una corbata.

Se me acercó uno que me conocía. Cuando estuvimos en Semana Santa de Jornadas en Camaná, teniendo como base el convento de las carmelitas, él estaba de jefe de los monaguillos. Estuvimos charlando un rato y me preguntó por la Milicia y sus actividades. Yo le di un pequeño folleto y quedamos para vernos más adelante.

Luego cogimos las andas con el cuadro del Señor de los milagros, porque habíamos llevado todo eso desde el Hogar de la Milicia para dar más forma al acto, y nos fuimos a otra facultad.

Llegamos con el Señor a hombros desde la anterior. Por el camino otros dos nos preguntaron sobre la Milicia y luego otros sobre la Jornada Mundial de la Juventud.

El siguiente altar estaba en la Universidad de Ciencias de la alimentación y era enorme. Aquí sí que había animado una profesora. Se vinieron y se quedaron varios de la facultad anterior. En este caso incluso habían hecho una alfombra en el suelo con serrín de diversos colores. Luego… Después… Una maravilla de amor a Jesús.

Acabamos y nos fuimos a la tercera facultad…

Todo muy sencillo, con una cierta aportación económica de los participantes y el resto de estudiantes pasando por delante y muchos haciendo la señal de la cruz.

Al acabar, como al principio nos levamos entre cuatro o cinco las andas y por en medio de las calles nos la llevamos hasta el Hogar, que está a cuatro cuadras.

Asombroso

Si dejásemos a Jesús haría maravillas con todos nosotros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MANUEL -

Me alegro mucho.
Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres