Blogia
vicenteperu

DESPEDIDA CON ALUMNOS

Esta semana se han ido realizando las despedidas más importantes. El miércoles 5 fue el último día de clase y como tenía a todos los grupos, con todos hicimos algo.

En primer lugar fue la del 2ºA. Ya llevaban casi un mes organizando la fiesta. Hacía días me habían dado una megatarjeta con las firmas de cada uno. Loli nos encontró un aula apartada para poder cantar y gritar sin que nadie se molestase y allí nos fuimos. Yo me quedé en la puerta (por fuera) mientras ellos preparaban (por dentro) las cosas. Por fin me abrieron y habían colocado todo el mobiliario formando una gran mesa llena de platos y vasos para comer y beber. Antes de lanzarse al ataque me dieron otra postal. Esta vez de las compradas con música. Cuando la abres se oye un ruido que no se sabe muy bien si es de llanto porque me voy o una carcajada de alegría por mi nuevo horizonte. También me dieron una foto del grupo que no puedo poner aquí porque está un poco obscura para poder escanearla. La he incluido en mi baraja. Como sabéis tengo una especie de baraja de fotos encima de mi mesa. Cada semana pongo una delante para acordarme del amigo correspondiente y decirle a mi otro AMIGO que se acuerde de él. Luego la paso a la última y la segunda queda a la vista y así van dando la vuelta. Todos estaban esperando a que yo acabase de verla y dijese alguna palabra. Cada uno se había apostado detrás de un plato y lo que es más admirable, nadie “metió la mano” hasta que dije un par de palabras de agradecimiento y entonces…

También apareció por allí Marisol con alguno de sus alumnos y Yasmina me entregó un obsequio y otra tarjeta personal.

Cuando se acabaron los gusanitos y las otras chucherias Isabel sacó una tarta gigante de chocolate. La había hecho con ayuda de su madre, que fue la encargada de trasportarla hasta el Instituto, creo que con una furgoneta. Desde luego dio para que comiesen todos hasta hartarse y aún sobró algo. Estaba muy buena. Luego las chicas se dedicaron a hacerse fotos en diversas poses y los chicos a acabar con las sobras. Por fin tocó el timbre del recreo y unos cuantos voluntarios se pusieron a recoger. Yo di a cada uno un pequeño recuerdo traído expresamente del Perú.

Acabada con éxito la primera celebración, vino la segunda con los alumnos de 1ºA. Estos habían preparado menos: una tarjeta con las firmas y otras cartas de algunos en particular. Fuimos al mismo sitio y como también habían traído algunas cosas, nos las comimos. El tiempo que tardaron en ingerirlas fue proporcional a la cantidad de gusanitos, así que acabamos antes. Rellené el tiempo de la unidad didáctica con unos cuantos power poin te humor y nos fuimos.

Por último llegaron los de 1ºC. Era la última hora de la mañana y no traían nada más que las ganas de fiesta. Como el ambiente no estaba para dedicarme a hacer mímica, puse otros power poin y a la media hora les dije que se podían ir. Nos quedamos tres o cuatro recogiendo y lo dejamos todo como estaba.

Nota: En mi Instituto se hacen todas las cosas muy bien, pero como era la última hora y mi última clase, “coló” lo de irse a casa antes de que tocase el timbre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres