Blogia
vicenteperu

Viaje a Perú de mis tres amigos

Queridos amigos

Durante algo más de mes y medio han estado con migo tres antiguos militantes de mi época de Burgos: Dani, Álvaro y Ángel. Han venido en plan de servir y han quedado encantados. Ángel ha hecho una relación de su vieje y ahora se la copio en tres partes. Supongo que con el tiempo incluiré alguna foto pero por ahora decirte que puedes encontrar muchísimas en el Facebook de cualquiera de los cuatro. El mio se llama vicente Guillen Lopez

 

Resumen Viaje a Perú durante Agosto y Septiembre de 2012

1ª Parte: Lima y alrededores

Llegamos a Lima el 31 de Julio, Vicente nos recogió en el aeropuerto en la combi que tiene igual que la de los hippies de las películas, la combi tiene ruedas y poco más, ni radio ni nada eléctrico. Y de ahí fuimos hasta el Hogar. En el camino ya pudimos apreciar que el tráfico es un caos, a la vez va gente con bicicarros y sin cascos, que combis llenas de gente en las que no cabe un alfiler, luego más tarde hemos cogido un montón de esas combis ya que son muy baratas para desplazarse, hay muchas y son bastante rápidas.
En el Hogar conocimos a José Antonio Benito y a Iván Landa, ambos nos trataron estupendamente, también había algún militante que se portó muy bien con nosotros, por ejemplo Joel, que fue con nosotros a comprar recuerdos, Wilson que fue a jugar al seminario al futbol, Alexis que vive en el Hogar y más gente. También conocimos a la señora Bene que es la cocinera y de momento es la persona que hemos visto cocinar mejor en Perú.

Al principio Vicente nos llevó a la costa del Pacífico y la estuvimos viendo con él, también nos contó un poco más de la historia de Perú, quien era Grau, etc. Es muy importante conocer la historia de un país para poder entender mejor sus costumbres y a su gente.
Por las mañanas íbamos a Misa para empezar el día, fuimos un par de días a la Iglesia de Pueblo Libre que es de estilo colonial y es bien bonita, y otros días anduvimos hasta la Iglesia de los Padres Claretianos creo recordar, que tiene una cúpula inmensa con una Virgen arriba y sirve muy bien de referencia.

Con Vicente estuvimos visitando el centro de Lima y de Pueblo Libre y callejeando un poco, entre las cosas que hicimos y nos gustaron mucho fue ir a comprar con la señora Bene y ver la gran variedad de frutas que existen aquí, es algo sorprendente.

Después de los primeros días aclimatando llegaba la primera actividad, nos fuimos en la combi de Vicente hasta Cieneguilla, básicamente esta cerquita de Lima, hay que pasar parte del desierto y además hay un montón de invasiones (van a un terreno aunque tenga dueño, construyen una chabola, hacen muros y se quedan allí a vivir y luego es muy difícil echarles. Por eso aquí todo está fuertemente vallado y emparedado.) Y en medio del desierto hay un vergel con su hierba y sus arbolitos. Fuimos con un chico peruano que empieza a aparecer por el Hogar y se llama Antonio. Pasamos un par de días muy buenos, intentamos subir a un monte cercano, jugamos al futbol, compartimos unas comidas muy interesantes, y nos adentramos con la combi en el desierto.

Ya de vuelta en Lima, fuimos a ver al Cristo del Pacífico que está bendiciendo la ciudad y también la Cruz del morro solar.

El sábado tuvimos actividad en el Hogar y además el viernes como era primer viernes de mes tuvimos Vela al Santísimo que fuimos cubriendo por turnos durante la noche. Estuvimos presentes en el círculo formativo y conocimos a los militantes de Lima, la verdad que gente esplendida que además sorprende con su historia y te hace pensar lo desagradecidos que somos muchas veces encima de todas las ventajas con las que nos ha tocado vivir.

Después de estos días, pasamos a tener tres días de Ejercicios Espirituales Ignacianos, para los que nunca han oído hablar y les suene raro, son básicamente un entrenamiento para el alma, para ponerle en forma. Nosotros somos cuerpo y alma y muchas veces sólo entrenamos el cuerpo y la mente pero el alma, el espíritu lo dejamos un poco de lado. Y San Ignacio que era muy metódico, diseñó una serie de pasos para ejercitar el alma en completo silencio y acercarnos más a Dios. Fueron unos días en Ñaña en una casa de Ejercicios del JUN. Después de los mismos salí revitalizado y además con nuevos objetivos para el horizonte y muchas lecciones aprendidas.

Después de los Ejercicios volvimos a Lima, visitamos el despacho de Iván Landa en el arzobispado y además se portó muy bien, consiguiéndonos la entrada gratuita a la catedral.

En esos días visitamos también con Vicente el parque de la reserva, donde han hecho una serie de fuentes al estilo del Bellagio en Las Vegas y donde la gente va y se saca fotos.

El día siguiente quedamos con dos profesores de religión amigos de Vicente y nos pusimos en camino con la combi para ir hasta Caral, la ciudad encontrada más antigua de América con más de 5000 años. Después de un largo pero interesante viaje cruzando el desierto y observando las diferentes formas de cultivar la tierra con ganado al igual que se hacía en España cuando mi abuelo era joven. Llegamos hasta el lugar en sí. Hay una serie de pirámides que están restaurando y luego unos lugares para ceremonias y consejos. La verdad que es muy interesante y bien bonito de ver. De vuelta en Lima, más en concreto en Pueblo Libre, visitamos el museo de Historia por recomendación de José Antonio Benito y nos gustó muchísimo también, por la variedad de piezas que tiene y lo bien explicado que está.
Como labor más social esos días visitamos un orfanato o puericultorio como se dice en Perú. Vicente Guillen apoya quincenalmente con gente de la Universidad y realizan diferentes actividades con los chicos que allí están, la mayoría tienen padres pero el juez les ha apartado a los chicos por los diferentes problemas familiares. Estuvimos jugando con ellos al futbol, y la verdad que tenían mucho nivel, las vistas del campo de futbol eran privilegiadas, en un alto con el océano pacífico al fondo. Después del futbol merendamos un poco de lo que habíamos llevado y luego les dividimos a los chicos en un par de grupos para tener una pequeña asamblea con ellos. Yo estuve con los mayores, que tienen menos de 18 años, cuando son mayores de edad se tienen que ir. Les preguntamos sobre sus inquietudes en el futuro, sobre cómo era un día normal allí, y luego les contamos un poco por lo que preguntaban de cómo era España, y lo que más les sorprendió es que en Burgos nevara y que jugáramos con la nieve. Ese día volvimos a casa encantados, aprendimos mucho de esos chicos y además te llama la atención la falta de cariño que muchos tienen y cómo agradecen una tarde un poco diferente y lo que les puedas contar.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

manuel -

Muy interesante, dan ganas de ir.
Un abrazo muy fuerte
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres