Blogia
vicenteperu

EL ORIGEN DEL UNIVERSO: CIENCIA VS BIBLIA

EL ORIGEN DEL UNIVERSO: CIENCIA VS BIBLIA

Este tema ha traído de cabeza a muchas personas y ha hecho perder la fe a no pocas.

Yo he leído bastantes argumentaciones de tipo teológico, filosófico que en definitiva dicen: Si Dios crea el Universo y es el autor de la Biblia, las dos cosas tienen que coincidir. Los detractores dicen: Evidentemente no coinciden y como lo que dice la ciencia es lo cierto, entonces o la Biblia no es palabra de Dios o Dios no existe. También cuesta mucho tragarse que el mundo ha salido solito de ningún sitio, y está dirigido por una señora llamada azar. Todos los datos científicos apuntan a que no es así.

No sé de donde me ha llegado, pero ahora tengo el siguiente razonamiento. Es el que expresé en una mensa redonda en la Universidad de San Agustín de la siguiente manera: Hice muchas fotocopias de los que dice Wikipedia al del origen del Universo y las repartí entre los asistentes. Les pedí que las leyesen y luego les pregunté las entendían en más del 80% o si eran capaces de explicarlas a una persona si ningún estudio Lo primero casi nadie y lo segundo nadie.

La siguiente idea consiste en imaginarse que Dios, por su inspiración, hubiese dictado estas dos páginas a Moisés, que es el que dicen que escribió estas hojas de la Biblia. Y Moisés se pone en frente de los israelitas, sentados en el desierto, mil años antes de Cristo y les va leyendo y explicando las dos hojas, con los protones, electrones, bosón de Higgs, etc. ¿Qué entenderían los israelitas? Cuando muere Moisés, el siguiente sumo sacerdote les explica lo que él se sabe y luego el tercero, lo que ha aprendido del segundo y así sucesivamente. Esta es una cadena imposible. No puede ser que la Biblia que escribió Moisés 1.000 años antes de Cristo tenga una explicación científica del origen del Universo.

Hay más razonamientos que van en el mismo camino, por ejemplo: Estos textos están escritos en papiro, que es un material vegetal que con los años se destruye y para que llegue hasta nuestros días hay que copiarlo y luego copiar la copia y luego… y por personas no demasiado cultas. Después de tantas copias, Qué queda de una cosa que no entienden? A la segunda o tercera queda algo absolutamente incomprensible y por tanto anticientífico. Menos científico aún que lo que tenemos. No es posible que la descripción de la Biblia coincida con lo que sabemos ahora del origen del Universo.

Ahora otro razonamiento distinto: Supongamos que la Biblia dice exactamente lo que sabemos ahora del origen del Universo lo de los protones, las fuerzas subatómicas, bosones, etc. Evidentemente no sabemos todo y seguramente no sabemos ni la mitad. Si dentro de mil años sigue habiendo humanidad, sabrán mucho más y lo de ahora les parecerá un conocimiento ingenuo y al leer estas páginas de la Biblia, coherentes con nuestra ciencia actual, pensarán: ¡Qué tontería! Esto no puede ser nada revelado, ni palabra de Dios ni nada… luego Dios no existe o la Biblia no es su palabra.

Moraleja: las primeras páginas de la Biblia no dicen la vedad científica sobre el origen del Universo. Dicen otra cosa. Pero no son una tontería. Seguramente no se puede decir nada mejor y que sirva para tantas generaciones. Lo que pasa es que Dios nos da la Biblia y la inteligencia para que pensemos y descubramos lo que él quiere decirnos con esas palabras y esto no se consigue al toque. Se genera al ritmo del crecimiento de la ciencia, cuando van apareciendo las aparentes contradicciones. Los problemas se resuelven después de que aparecen, no antes.

 

En la foto, el afiche de la Universidad

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres