Blogia
vicenteperu

Aunque segúramente has recibido en vivo y en directo una carta mía con este texto, te la incluyo aquí también.

la foto corresponde a un festival que hicieron en Arequipa dos mujeres del grupo de matrimonios de Arequipa, del que ya les conté algo

 

 

Lima, mes de las flores de 2010

Querido amigo.

Hace tiempo que tenía ganas de ponerme en contacto con tigo. En realidad lo voy a hacer por una carta circular, pero es lo único que se me ocurre para poder llegar hasta ti: además la voy a mandar a todos y a lo mejor ya no te interesa mucho mi persona. Pero seguro que si.

Aunque me acuerde intensamente de los amigos no tengo nada de morriña. Aquí sigue habiendo cosas interesantes y todas las tardes sigo esperando con ilusión lo que pueda pasar el día siguiente. Es algo emocionante, aunque tiene un peligro importante que el interés por lo siguiente te nuble el horizonte de hacia donde te diriges. En esta época he dado ejercicios espirituales un par de veces y he encontrado un ejemplo muy bonito: el de la tortuga y la hoja de lechuga. Te puedes imaginar una tortuga que en su caparazón han fijado un alambre que le cae delante de la boca. Del alambre cuelgan una hoja de lechuga y la hambrienta tortuga se “lanza” a por ella y la que antes estaba quieta y pasota, ahora se mueve con una ilusión: la lechuga. Y así anda y anda y cuando se seca, le ponen otra hoja bien jugosa. También la vida nos va poniendo ilusiones que nos hacen caminar (gracias a Dios que existen) pero son ilusiones que se acaban como la hoja: terminar la carrera, encontrar una buena enamorada, educar a mis hijos… En este  ejemplo todas son ilusiones positivas (lo que no siempre pasa), pero con fecha de caducidad y el día que por la edad o por otros motivos no renuevan la hoja, la tortuga se para y se muere de aburrimiento y tristeza.

Dato importante es que la tortuga no anda hacia el mar ni hacia el norte o el sur sino hacia donde le sañala el alambre con la lechuga.

¿Qué pasa si el alambre está torcido hacia un lado? Que se pone a dar vueltas tras del esquivo verde. En todo caso es esencial caminar hacia el norte y no hacia la hoja. Aunque las ilusiones concretas ayudan a acelerar, hay que tener cuidado para ver hacia donde caminas.

Como rollo introductorio no está mal. La verdad es que pienso en ello de vez en cuando y me lo aplico: ¿Cuál es el fin de mi vida?... No esperes que te lo vaya a decir ahora, que trabajo me ha costado llegar a mi formulación idónea. Busca, busca.

La hojita que ahora tengo delante se llama convivencias de familias el 1 de mayo en un santuario de la Virgen muy chulo que está a unos 40Km. Más cerca y con hierba, no he encontrado. Lima está en un desierto y tiene la extensión adecuada para unos 7 millones de habitantes. Supongo que iremos unas 20 o 30 personas y como se dedica a la Virgen, seguro que sale bien.

Más adelante tengo otra hoja: Celebrar el 13 de mayo. No conseguiremos un rosario de la aurora como el de Burgos ni es fácil soñar con una actividad entre semana, pero el sábado siguiente haremos una peregrinación a un santuario mariano. Partiremos de cerca del hogar de las chicas de la Milicia. Esto lo hago para reforzar la idea de que somos dos ramas del mismo tronco, somos amigos. Luego nos vamos a la Virgen del Morro Solar, donde se dio la última batalla en la Guerra del Pacífico (perdimos los peruanos) y por el camino rezamos un rosario interactivo, de los que a mí me gustan. Allí desayuno (sin chorizo asado), tertulia, celebración del cumpleaños de José Antonio Benito, que es el jefe, etc.

Ahora me ha designado el Jefe do la Milicia de Lima, ya lo era de la de Arequipa, así que tengo muchas cosas en las que pensar. También llevo una temporada en el departamento de pastoral universitaria de la Universidad privada Inca Gracilaso de la Vega (campus de las ingenierías con unos 500 alumnos). Todavía no ha empezado a andar con fuerza, pero temo el día en que lo haga. Estoy con otro militante. Esta semana iremos con tres señoras/itas a ver una residencia de niños huérfanos del sida y con sida. Vamos por si se quedan de voluntarias y en cuanto podamos hacemos una convocatoria más extensa en este sentido, con recogida de alimentos en ese campus universitario. También tenemos en marcha un campeonato deportivo solidario (boley)  para el mismo fin.

Lo que mejor funciona es lo de Arequipa, pero la vedad es que en la actualidad, por eso de que los temas presentes te llenan la cabeza, me cabe poco en ella. Allí voy una semana al mes y me dedico a hablar con la gente mayor. En los dos sitios hay perspectivas vocacionales serias. Aquí se da bastante lo de una región española de cuyo nombre no puedo acordarme: que la mayoría de los varones tienen una flojera apabullante,  pero unos pocos parecen estar hechos de raíces de árbol. Entre las damas es bastante mayor la proporción óptima.

Podría contar más cosas, pero se puede hacer una carta larguísima y no quiero aburrir al personal. Me doy cuenta de que he hablado de las ilusiones del futuro y no de las batallitas del pasado “es encantador”.

De salud, sigo bien. Me he hecho un seguro médico, y como tengo 65, sólo he encontrado una entidad que acepte a los de estas edades y me han puesto en una modalidad más cara que otras y con el derecho-obligación de que una vez al mes venga a casa un doctor a chequearme y a hablar con migo. Es algo muy interesante y para ellos rentable.

Acabo con un chiste (todos los chistes escritos son malos). Llega la señora a casa y encuentra al marido con el matamoscas en la mano.

-¿Qué haces?

-Matando las moscas

-¿Has matado muchas?

-A tres machos y dos hembras

-¿Y como sabes el sexo de las moscas?

-Pues muy sencillo. Tres estaban posadas en la botella de vino y dos en el teléfono.

(Chiste de Suso en ppt)

Noticias finales. Este año cumplió 80 años Abelardo que sigue en el dulce limbo del alceimer. El fin de semana del 8-9 de mayo se celebrará en Madrid el II Encuentro Laicos en Marcha, con especial mención a su figura.

Un abrazo muy fuerte de tu amigo

Vicente.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jorge Pastor -

Hola Vicente!!
Qué alegría recibir noticias buenas de ti! Te he escrito alguna vez pero a la direccion de 111111telefonica, que a lo mejor no la usas.
Pedro me ha ido contando cosas de ti ya que él si ha podido escribirte.
Lo primero que me alegro que estés tan bien por allí y que sigas tan animado de hacer tntas cosas, parece que es aun mas dificil que en burgos, no?

La verda es que tu carta ha sido como unos pequeños ejercicios. me he visto reflejado en el ejemplo de la tortuga: he conseguido una carrera, una oposición y la mejor compañera. Lo de educar a los hijos es una hoja que veo mas lejana. Ahora quiero dedicarme un poco a los demas. Ser enfermero en prisiones es muy gratificante, pero no deja de ser tu trabajo y quiero hacer algo de manera altruista. estamos mirando mi novia y yo a ver que hay por aqui de caritas, cruz roja,... de momento me he apuntado con andres de sevilla de voluntario a la jmj de madrid, te veremos por aqui, no?
no te he dicho que el año pasado estuve en alicante y ahora en algeciras!!
yo sigo en contacto con pedro, risco y presa por supuesto, pero tambien david, laura, sandra, y algunos no tan chavales ya como alberto fonti, angel, alvaro, dani,... no es tanto el contacto fisico por la lejania, ya sabes, ya no tengo los 3 meses de vacaciones que me permitian apuntarme a todo.

tambien tengo en mente para un futuro a medio plazo ir a conocer un niño que tengo apadrinado en puno, te suena? quizas nos volvamos a ver dentro de no mucho.

Otro chiste malo pa despedir:
Iba un avión de locos y se le acaba la gasolina, entonces informan a los pasajeros:
¡ Se nos ha acabado la gasolina!
Y responde un loco: ¡A empujar se ha dicho!

Sin comentarios...
Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres