Blogia
vicenteperu

CON LOS ANGLICANOS

CON LOS ANGLICANOS

Ayer miércoles estuve en una Misa anglicana.

Muy cerquita de nuestra casa de Arequipa está una de las parroquias anglicanas de la ciudad, perteneciente a su diócesis del Perú. Desde hace tiempo tenía ganas de participar con ellos en alguna cosa. Como tienen Misa los miércoles por la tarde, intenté dejarme libre ese rato y les llamé por teléfono para ve si era adecuado asistir con ellos y me dijeron que sí.

Mi planteamiento es el de vivir aquello de amar al prójimo, que no solo es el que está en  mi misma iglesia, sino los que están más lejanos y aún fuera de ninguna religión, y una buena forma de amarle es conocerle y apreciarle. En todo caso llegué justo a las 7 que era la hora de empezar. Mi primera duda era si se trataría de peruanos auténticos o de una colonia de ingleses de las minas de por aquí o algo parecido. Eran puro nativos pues empezaron con un cuarto de hora de retraso.

Llegué, me senté en un banco, y como sólo había cuatro o cinco y un cura con sotana y fajín, me acerque a él y le dije que yo era el que había llamado por la mañana, que pensaba asistir. Me volvió a repetir que con mucho gusto y me senté. Enseguida me dieron una especie de misal donde además del rito de la Misa, tenía las lecturas especiales de algunos santos como Bernardo de Claraval 1090, monje, y así otros pocos que yo conocía, incluido el 25 de Marzo con algo de María. Lo único que omiten el prefijo de Santo. A partir de la fecha de la separación creo que sólo tienen mártires de su iglesia.

Para estas alturas ya me había dado un recorrido visual por su capilla, que era pequeña, para menos de 100 personas, con todas las paredes pintadas de blanco y la del altar un poco mejor que las otras. En medio, un hueco con un sagrario con su lucecita y todo y un crucifijo, grande y poco bello. La estructura de la Misa se parecía mucho a la nuestra, con sus “yo pecador”, sus lecturas del antiguo y nuevo testamento, la consagración, comunión y todo. Cantaron bastante y me sabía todos los cantos menos uno. Al final había unas 20 personas, pero un poco “pardillos”, pues seguro que se conocían todos y ninguno se acercó a saludarme, a pesar de que yo me quedé hasta el final para propiciarlo. Yo si saludé al sacerdote antes de irme y le dije que me había sentido como en casa.  Me contestó que podía volver cuando quisiera.

Al mes siguiente, volví a ir. Esta vez si que había un gringo puro de pelo amarillo y hablar extraño y el sacerdote era un obispo de EEUU, muy bonachón y que dijo una buena homilía. Como en la otra estábamos unas 20 personas, me dieron el mismo misal para seguir el acto y esta vez no sabía casi ninguna canción. Al final si que se me acercó uno a saludarme: el joven gringo. Hablamos. Pensaba hacerse sacerdote y estaba aquí de voluntario y de paso para aprender el español y poder dedicarse en EEUU a los hispanos. Nos hicimos amigos y aún le volví a ver por la calle y nos hablamos un rato.

Nota: había oído decir que sus ordenaciones no eran válidas y por tanto no lo era su consagración eucarística porque durante muchos años habían dejado de ordenar obispos y luego lo habían retomado y por eso habían perdido la continuidad de la sucesión de la ordenación apostólica, pero acabo de buscar el tema en internet y parece que lo han arreglado por un método muy curioso: Hay una pequeña iglesia escindida en el siglo XIX a raíz del concilio Vaticano I (los  vetero-católicos), algo tipo Le Febre, con unas ordenaciones válidas. Se han hecho amigos y desde  principios del siglo XX, en cada nueva ordenación episcopal, participaba también un obispo de estos y a partir del 1969, todos los obispos anglicanos estaban ordenados por este método, con lo cual si serían válidos sus sacramentos. Esto último está sacado de Intenet, de un texto suyo y se consideran católicos de los buenos.

La foto corresponde a una marcha por la vida y en especial contra el aborto en la que participamos. La megafonía mucho peor que la del Rosario de la Aurora. Lo demás muy bien. Era un poco festiva.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Gonzalo -

Me ha gustado mucho tu artículo. La idea de que no son "el enemigo" me parece la válida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres