Blogia
vicenteperu

GLORIA POLO, CRISTO VIVE, AMISTAD Y OTRAS COSAS BONITAS

GLORIA POLO, CRISTO VIVE, AMISTAD Y OTRAS COSAS BONITAS

 

Un amigo mío me pidió que le ayudase el domingo pasado. Es profesor en un colegio y había organizado el participar con sus alumnos en un evento cristiano. Por aquello de la esclerosis psicológica, pensé ¿puedo decirle que sí? No vi inconveniente y se lo dije, que para eso es amigo.

Tenía que llevarles a una jornada tipo carismática. La cita para la salida era a las 7:30 de la mañana en un sitio emblemático del Perú: El Callao, y coherentemente con lo emblemático salimos con poco más de una hora de retraso. Llegamos a una especie de patio grande con piso de tierra fuera del centro de Lima. Los de mi costadito eran típicos “hombres y mujeres del pueblo”. Cuando llegamos, ya había empezado el show. Un predicador llevaba un buen rato hablando y estuvo otra media hora más intercalando alguna canción que otra de las de levantar los brazos y dar saltitos. Luego un breve descanso para ir al servicio y empezó a hablar Gloria Polo. Cuando llevaba cerca de dos horas e iba por la mitad de lo que podía decir, llegó el momento de irnos a comer. La mayoría en el mismo local, pero nosotros nos salimos fuera y tomamos lo equivalente al plato del día de un restaurante muy sencillito. A la vuelta, la Misa, de unas dos horas, con muchos monaguillos, dos curas, incienso, procesión del Santísimo y todo. No me aburrí nada y me enteré de todo menos de la homilía que me la dormí. ¡Que triste, que triste!

Eso es lo de fuera, por dentro una explosión de fe y alegría. El misionero o como se llamase el que hablaba, vivía la fe. La comunidad en la que estaba, llamada Cristo vive, que era la que lo organizaba todo, su mujer y sus hijos, también, les rezumaban la fe por los poros de la piel. Cuando llegué a las 9:30 había un sacerdote sentado en una silla de plástico confesando con su alba y su estola y al lado una fila larga de gente. Cuando nos fuimos a almorzar, seguía en el mismo puesto, y por el patio había más sacerdotes. Cantaban canciones de todo tipo, desde las clásicas de “vamos cantando al Señor,” … a las típicas carismáticas. La Iglesia, la Virgen y el Papa, ocupaban el puesto adecuado. Luego Gloria Polo con sus experiencias que corresponden a lo que contaría un escapado del infierno que ha visto en el juicio particular toda su vida anterior y nos la cuenta (en Youtube hay muchos vídeos de ella, yo los utilizo como audio, pues la imagen no sirve para nada, en las lecturas de comedor de los ejercicios). Y para acabar, la Misa, con un Señor que desde la custodia pasea entre sus fieles bendiciéndolos e incluso posándose sobre la cabeza de algunos de ellos.

Fue como una inyección de adrenalina de fe.

Uniéndolo al artículo de la esclerosis psicológica anterior, por hacer un favor a un amigo, empujé un poco a mi mente para que cuando se quede totalmente esclerotizada, esté en una postura que me agrada mucho.

¡Viva Jesús! ¡Gracias hermano por el regalo de tu Madre!

 

En la foto, los 9 peruanos que se fueron a la JMJ más dos cruzados que anteriormente estuvieron en Perú y que fueron sus guías en España y, en el centro, Abe, o lo que queda de él, que es su carcasa externa, luego está su mente impedida con el alceimer y dentro, su alma, como siempre o mejor, pero con dificultades neuronales para manifestarse al exterior. Es curioso, que los que  se han "acercado" al cielo por una experiencia próxima a la muerte y han visto a algunos muertos, sobre todo familiares, los cojos tienen los pies, los ciegos ven, los sordos oyen...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres