Blogia

vicenteperu

MI PERÚ PROFUNDO. EN EL CEMENTERIO DE CHIVAY

MI PERÚ PROFUNDO. EN EL CEMENTERIO DE CHIVAY

EN EL PERÚ PROFUNDO

Este fin de semana me he introducido un poco en el Perú profundo, o en el corazón de sus gentes con más vida cultural autóctona y allí me he encontrado al Dios que le predicaron los misioneros fuertemente ligado a otras concepciones andinas, no opuestas, pero sí paralelas.

Del grupo de los Militantes Colaboradores de Arequipa: “Coloquio de Santa María” es estupendo ya habíamos hecho una actividad misionera en uno de los valles más típicos del Perú: El Colca y queríamos continuar la actividad, así que pensamos en el puente de los Santos, que este años es de sábado 1 y domingo 2 de Noviembre. Cuando se fueron acercando las fechas, empezamos a ver dificultades. Cuando pensamos en él, no nos dimos cuenta, pero al acercarse… Hace un mes nos encontramos con el párroco del valle y le dijimos que de los dos días: 1 y 2 de noviembre, podríamos ir el 1 por la noche y estarnos el 2 haciendo cosas por allí, pero como el 2 era los difuntos y la mayor parte de la gente se iría al cementerio, quizás no fuese oportuno hacer nada. No se los demás, pero la verdad es que yo estaba deseando que dijese algo así como: realmente cada uno va a estar en sus cosas y no hay ambiente, así que es mejor que lo dejéis para otra ocasión. Pero no. Dijo lo contrario: “Me vendría muy bien para dar testimonio aquí hay mucha devoción por los difuntos y todas las familias se van al cementerio y allí se puede rezar por ellos y además es un momento en el que están muy abiertos a poderles hablar. Ls que van de “rezadores” unos son los monaguillos y como son niños no saben decir nada interesante y los sacristanes, como en las tumbas te invitan a ttomar en la tercera o cuarta ya están borrachos y tampoco son válidos. Vengan y yo les indico a que pueblo tienen que ir”.

Hacemos los preparativos. La otra vez estuvimos cinco den los nuestros y al principio solo podemos tres: Bea, Jesús y yo. Todos tienen cosas que hacer, pero les parece que esto es más importante. Saldremos el sábado a las 6 pm. Este sábado, que es 1 de noviembre, cada uno verá a sus muertitos por la mañana y a las 5:30 quedamos en la salida del Bus. En la última reunión se apunta uno de los que ya estuvo antes, pero saldrá el mismo domingo a las 5 de la mañana. Llega a las 7:30, desayuna y se incorpora con nosotros. Luego se incorpora a todo un joven que acababa de contactar con nosotros. Yo somos 4 desde la noche y 1 de madrugada. Dos días antes de salir se incorpora la esposa del de la madrugada: la familia Mestas completa. Ya somos 4 y 2.

No cuento las peripecias intermedias porque si me demoro mucho quizás no publique nunca el texto, pero no hicimos nada de turismo, ni siquiera nos fuimos a bañar a las famosas piscinas termales de La Calera.

Ya estamos por la mañana del día 2, el de los difuntos. Hemos formado tres grupos: el de las dos damas y los cuatro caballeros de a dos, pero luego estuvimos juntos los cuatro valientes. Habíamos llevado diverso material que hablase de temas adecuados: la película “El cielo es real”, el CD con la vida de “Gloria Polo” el libro de “Mas allá de la muerte”,  rosarios con su folleto precioso y rosarios sueltos para regalar. La verdad que de los CD y del libro, no vendimos casi nada, de los rosarios con folleto, poco y de los rosarios para regalar, mucho, sobre todo a los niños que se lo ponían al cuello.

Hacia las 11 empezó a llegar la gente porque hacia las 12 las almitas de los difuntos se despertaban e iban a las tumbas. La mayor parte de las tumbas eran un montón de tierra en forma alargada con una cruz y encima de ella había una tela, seguramente negra o morada y sobre ella las cosas que le gustaban al difunto: pan, una llama hecha de pan, una gallina, un arado, un carro, los niños o “guaguas” representados por un pan mucho más grande que los demás en forma de niño fajado, frutas, verduras, gaseosa, bebidas e incluso la música que le gustaba, representada por tres o cuatro orquestas que iban de tumba en tumba tocando lo que les pedían los familiares. Hay que ponerse en su pellejo: ¿qué hace una familia desde las 11 de la mañana hasta que se pone el sol sentados frente a la tumba del papá o el hijo fallecido? Tienen que hacer diversas cosas porque si no se aburren demasiado, así que aquello parecía una feria en un pequeño cercado, rodeado de una tapia y lleno de montones de tierra con un paño y sin casi caminos intermedios para deambular. En esa marea, aparecen los “rezadores” que ayudan a rezar, incluso si son gente de Iglesia, seguro que Dios les escucha mejor en la plegaria por su almita. Nosotros íbamos con una camiseta de “Misión joven” y una cruz al pecho; los seis iguales. Llega nuestro grupo a una tumba en la que un grupo de personas están sentadas, esperando. -“Somos delegados de la parroquia que venimos por si quieren que les ayudemos a pedir por su almita” -¡Ah, sí, muchas gracias, encantados!-. Les entregamos el responso que íbamos a hacer en una hoja por los dos lados, en negrita la parte que debían decir ellos. Incluye el texto de la resurrección de Lázaro. Luego les regalamos un rosario y el que quiere compra el folleto con las oraciones fundamentales y la forma de rezar el rosario. Charlamos un poco más nos invitan a algo que seguramente declinamos amablemente y nos vamos a ayudar a rezar por otra almita.

¿Hacíamos folclore? No. Por la mañana nos habíamos pasado un buen rato de oración pensando en el purgatorio y en el valor de orar por los difuntos.

En nuestro cementerio, había pocas tumbas con estructura de cemento, como en el de la imagen.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Señor de los Milagros, procesión truncada

Este sábado vamos a tener una actividad bien curiosa. En principio iba a ser otra: organizar una procesión del Señor de los Milagros entre los muchachos de un albergue de niños huérfanos o con padres que no les pueden alimentar y nosotros. Nosotros somos los de secundaria de la Milicia y los que hemos ido invitando de un colegio (Instituto) y un par de universitarios conocidos que nos van a ayudar. Los del albergue ya habían repartido hojas informativas por las calles donde íbamos a pasar e incluso había unas cinco familias dispuestas a armar un altar en la puerta de su casa y varios muchachos dispuestos a echar su discursito por el método del seglar, pero al conectar con el sacerdote nos dijo que acababan de hacer la procesión parroquial del Señor de los Milagros que había pasado por allí  mismo y no debíamos hacer otra.

Se acabó. ¿Qué hacer ahora? ¿Dejarlo, renunciar a ello y dedicarnos a jugar al fútbol  o ver una película? NO. Nos revelaremos contra las circunstancias y este sábado intentaremos hacer algo apostólico activo.

…..

Han pasado los días y puedo contar como acabó la actividad. Si echamos un partido con los niños del albergue, nos invitaron a unas cosas que tenían por allí y luego nos preparamos para salir a la calle. Primero rezamos tres misterios del rosario y luego dividimos a la gente en tres grupos. Del colegio sólo vino uno y de los universitarios, ninguno, así que contábamos con los nuestros y los del albergue. Hicimos tres grupos de unos 7 niños. A la cabeza de cada uno había uno un  poco mayorcito, de unos 15 años. Como preparacióny simulamos una visita a una casa. Cada grupo la interpretó, todos la comentamos y luego salimos a la aventura. Cada grupo tenía 7 rosarios para repartir en las casas. Previsiblemente al abrir la puerta, se presentaban, regalaban el rosario y leían un texto de la biblia: el del evangelio del domingo.

Todos lo hicieron bien y no tuvieron dificultades salvo que alguna familia no quiso atenderles. A otros les invitaron a gaseosa y algo de comer.

Todos volvieron contentos y en cuanto llegamos al albergue, ya estaba preparada la comida. Caldo blanco de ellos para todos, arroz y dos huevos fritos (nuestros) con algo más de segundo y el patio para correr de tercero. En un rincón había una caja con manzanas que cada uno podía coger lo que quería. A las 4 de la tarde nos retiramos los militantes al Hogar. Allí comentamos la actividad y diseñamos la siguiente que es la VIGILIA DE LA INMACULADA.

Si puedo añado alguna foto

Un abrazo

los últimos días del Hermano Walter

los últimos días del Hermano Walter

Querido amigo:

Ya hace tiempo que no soy capaz de escribir nada, pero no por falta de tema, que toda la vida tiene sus emociones, sino por falta de tiempo. Eso, entre otras cosas me hace pensar que quizás haya entrado en la fase de activista cristiano y no sería bueno. Sobre todo debo ser amante de Dios y hacer la lectura espiritual todos los días. La oración si que la hago, pero si leer… En todo caso voy a poner en el blog un texto que escribí por otros motivos: los últimos momentos del Hermano Walter.

Este señor, no es hermano ni mucho menos, pero en estas tierras se utiliza ese nombre de una forma genérica, casi sinónimo de amigo. En este caso de “amigo de todos”. Por diversas circunstancias, que quizás comentaré en otro texto, vino a vivir a nuestra casa. En Arequipa hay dos pisos. Uno en el que vivimos los veteranos y alguno más y otro el de hacer las actividades. Este también tiene habitaciones y en diversos periodos han vivido gente. Yo también he estado una larga temporada. Pues a principios de marzo vino a vivir en ese local de actividades (La Negrita) este hermano de todos, de unos 80 años. Con él vivían otras cuatro personas, todos jóvenes-militantes de más de 25 años, que ya trabajan.

Para el martes 13 de mayo, virgen de Fátima, el Hermano Walter, se encontraba claramente mal. Estaba de médicos por si tenía cáncer en los ganglios linfáticos, pero ese martes se celebraba el rosario de la aurora de la parroquia del Corazón de María, en el que participábamos los militantes de forma importante. Él había gestionado que el colegio “La Salle“ pusiese un altar. El rosario empezó a las 5:30 y allí estaba él, agarrado del brazo de José  Bedregal, uno de sus compañeros del Hogar de la Negrita. Aunque hacía frio estuvo todo el tiempo hasta que llegó la procesión a su altar (una hora) y de allí se volvió al Hogar y se metió en la cama. No desayunó, no almorzó y como a los chicos les pareció que aquello iba muy mal, le llevaron a urgencias de la Seguridad Social.

A eso de las 5 de la tarde, me avisan de que está allí y que vaya a apoyar. Uno de los nuestros, que es médico se había personado y gracias a él, se realizaron más rápido los trámites. El diagnóstico es que tiene una infección generalizada y como consecuencia una neumonía. Los pulmones le funcionan mal (neumonía), le ponen oxígeno y antibióticos y le dejan en observación. Estuvieron todos los chicos del Hogar y sus amigos se pues en los pocos meses que convivió con nosotros, se ganó el aprecio de todos.

El miércoles estuvo relativamente normal. Por la tarde le visitaron muchísimos del grupo al que pertenecía, la Unión de Catequistas y creo que todos los de la Milicia de Santa María. Le pasaron a otra sala donde estaban los enfermos que estaban menos graves.

El miércoles sigue en esa sala. Al final de la mañana ya aparecen por allí algunos militantes y le ven con las manos atadas porque estaba muy nervioso y se quitaba el oxígeno o la vía de la vena. Se asustan mucho y se quedan por turno, según sus posibilidades horarias, para desatarle y sujetárselas para que no hiciese cosas inconvenientes. Yo me incorporo a las 6pm. y creo recordar que ya estaba el responsable de su grupo llamado David. Efectivamente el hermano de todos estaba muy alterado. De pronto aparecen dos auxiliares con una camilla y se le llevan a toda velocidad, literalmente corriendo, a una sala, cuyo nombre no recuerdo. Es la de reanimación para los que están a punto de fallecer. Allí no le podemos acompañar... Hablando con David, acordamos que esa noche (del jueves al viernes) me quedo yo acompañándole pues él tiene que trabajar al día siguiente y las noches del fin de semana las hará él. Le estabilizan en tres horas y le llevan a otra sala donde tiene una vigilancia más intensa que en las dos anteriores. Algo así como la UCI . Hacia las 9 de la noche aparece su amigo Luis que dice que se quedará por la mañana a partir de las 9am. pues en el colegio donde labora están de vacaciones y puede hacerlo. Aparecen otros tres o cuatro militantes que habían estado en sus trabajos y llegan cuando pueden. El médico les permite que estén con él uno a uno y al final entro yo que me quedo por la noche.

El diagnóstico es que estaba muy mal pues le había avanzado mucho la infección de los pulmones y tenía poca superficie útil para realizar el intercambio de oxígeno entre la sangre y el aire, así que le habían aumentado la proporción de oxígeno para lo que le pusieron una mascarilla. La falta de oxígeno le afectaba a las neuronas. Si no tienen suficiente trabajan mal y piensa tonterías, o no piensa. También le aumentaron los antibióticos.

En esas empieza mi estancia con él. Sigue estando muy nervioso y para poder desatarle las manos, yo se las cojo. Es como cuando se dan la mano dos amigos, con mi derecha, cojo la suya y con la izquierda lo mismo. Ahora, si quiere mover alguna, arrastra la mía y puedo actuar adecuadamente. Así pasamos la noche. A partir de un cierto momento dice que quiere ir a la cocina a beber un poco de agua y llega a sacar una pierna de la especie de jaula en la que transforman la cama. Aunque intento distraerle la atención, vuelve a la misma idea, siempre con amabilidad, pidiéndolo por favor. Luego me doy cuenta de que los labios los tiene muy resecos e incluso en la lengua tiene una especie de pegotones que supongo que son de saliva reseca. Se lo digo a las enfermeras y no hacen caso. Es la última penitencia que ofreció a Jesús. Cuando pasan revisando a los enfermos a eso de la 1 de la madrugada, me dan un vaso de agua y una jeringuilla para que le moje los labios. No debe beber por si no traga bien y se le va el agua a los pulmones. El remedio hace efecto al momento y ya no se queja más de eso ni de nada.

Poco a poco se va quedando más tranquilo. Rezamos un par de misterios del rosario. Yo lo decía y él repetía lo que podía. Ahí lo dejé. Desde antes y sobre todo ahora, decía algunas cosas por su cuenta. Muy mal pronunciadas, pero las decía. Cuando dejan de funcionar los controles mentales aflora lo que llevamos en el centro del alma. Repetía: Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de la muerte. A veces el Padre Nuestro. ¿Qué saldrá de mi interior cuando no pueda controlar con mi razón? ¡Ójala sea lo mismo! Se va quedando más tranquilo, pero es la tranquilidad de la muerte. Entonces pensé decirle cosas para que él las repitiese. En otras dos ocasiones de proximidad a la muerte de un compañero, he dicho algo como Jesús, me arrepiento de mis pecados, Jesús ten piedad de mí,… Pero ahora me parecía que debía hacerle pronunciar otras cosas. Yo le hablaba y él repetía: Jesús, te amo. Jesús quiero ser tu amigo. María, madre mía, María te quiero. Y lo repetíamos varias veces. Luego me callé, se fue quedando más tranquilo, como le llegaba poco oxígeno al cerebro, actuaba poco. No se enteraba de que se estaba asfixiando. Hacia las 8:30 de la mañana, dejó de respirar.

Lo siguiente es lo técnico. Había avisado a su amigo Luis para que viniese antes y le pudiese ver y llegó al final. También dejé recado en la familia de David que vino más tarde. Luego su sobrina que además se hace cargo del cadaver. El traslado a la capilla de nuestro hogar hacia las 5 de la tarde, el velorio y Jesús recibiendo en sus brazos al que tan bien había sabido aprovechar las gracias que le había estado concediendo. Al que le había visto reflejado en tantas personas y situaciones. En tantos humildes y niños. El abrazo de los dos  debió ser muy fortísimo y allí estará para siempre, amando al Amado y a su Madre y a sus familiares que ya están en el cielo y a … y espero que dentro de un tiempo, (poco) a mí.

En la foto, mi amigo Alex que me regala un gorro de romano el día de mi cumpleaños y el hermano y en la de más abajo el Hermano Walter, sólo con el gorro.

El Hermano Walter en mi cumpleaños 2014

El Hermano Walter en mi cumpleaños 2014

Con mi gorrito

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE ORACIÓN DIARIA. Versión 24 años

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE ORACIÓN DIARIA. Versión 24 años

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE ORACIÓN DIARIA. Versión 24 años

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE MI PRIMERA TANDA DE EJERCICIOS

Tengo escrito algo sobre este tema visto desde mi situación actual: un joven de 70 años (69) pero quería retrotraerme en el tiempo apara escribir mis vivencias desde la mente de una persona de 24.

El principio es igual y lo conservo

 

 

Efectivamente en la Semana Santa del 1964 hice mi primera tanda de ejercicios que fue con el P. Morales en Salamanca. Allí nos animó fuertemente a que hiciésemos oración todos los días. Como yo era un joven “bueno y obediente” la fui haciendo. Al principio, un día utilizando mis apuntes de ejercicios y otro leyendo una meditación del libro de oraciones de la Virgen María o algo así, del P. Villar.

Ayuda esencial fue que cada 15 días iba a hablar con mi director espiritual, el mismo P. Morales, a contarle las incidencias de la oración y de toda mi vida. Uno de los primeros escollos fue que me distraía en la oración. Cuando le decía algo así como “me distraigo mucho en la oración”, se daba a continuación un  proceso casi automático: -¿Te distraes conscientemente o es que se te va la mente? – Se me va la imaginación. – Pues entonces no importa nada, cuando te des cuenta de que te has distraído, vuelves a lo que estabas meditando y sigues, porque lo que importa es la influencia de la gracia en ti. Es como cuando las mujeres van con su cántaro a coger agua de la fuente, aunque estén hablando con la vecina, si no quitan la boca del cántaro del chorro que cae, la vasija se llena”. Gracias a esa ayuda constante, aguanté.

Con el tiempo he ido aprendiendo que esa es la esencia de la doctrina de San Juan de la Cruz: la transformación del alma en Dios es tan interna  que es inapreciable a los sentidos, es más, la consciencia sensible la dificulta. A este proceso le llama “La noche oscura” porque primero no se ve nada con los sentidos y después no se ve nada con la fe. Al que pasa por aquí se le deben notar algunos signos externos fundamentalmente que avanza en las virtudes. En mi caso, desde mi primera tanda de ejercicios me he levantado siempre a la primera (supongo que con alguna rara excepción).

También se que al principio es habitual pasarte el rato de oración razonando sobre lo que has leído o sobre cualquier cosa y te quedas tan contento, pero, al poco tiempo, seguramente después de tres o cuatro mese, empiezas a distraerte y a no ser capaz de pensar de seguido y a aburrirte en la oración. Los libros  dicen que al principio Dios da unos gustos interiores para aficionarte al tema, pero que después te los quita para que vayas a la oración por Él y no por los gustos.

Testigo externo de estos principios fue mi querido hermano, pues teníamos alquilada una habitación para los dos, con una sola cama, en la calle Guzmán el Bueno de Madrid y la oración la hacía en esa habitación. Como en mi casa escaseaba la plata y los dos vivíamos de una única beca, de una ayuda que nos daba un párroco por ayudarle en algunas pequeñas cosas y de mis padres, la estancia era de lo más humilde. Los dos dormíamos en la misma cama. Mi hermano tenía clases por la tarde–noche y yo por la mañana. Yo me acostaba por el lado de la pared y él por el de fuera. Yo ponía el despertador y me levantaba al toque y cuando me levantaba veía una nota encima de la mesa diciéndome cuando le tenía que tocar a él. Aseo, vestirse y hacer la oración en la misma habitación, creo que arrodillándome apoyado en la mesa.

Durante los primeros años es muy importante hacer la oración todos los días. A partir de los cuarenta de práctica, ya tienes un cierto ambiente habitual de contacto con Dios y si alguna vez no puedes, no se nota mucho pues conservas ese entrono espiritual. En fin, durante mis primeros cuarenta saqué la oración todos los días. Algunas veces en condiciones difíciles: cuando he estado internado en un hospital por una operación o he pasado la noche acompañando a un familiar, cuando llegaba la hora prevista de hacer mi oración, decía: ahora empiezo. En ese intervalo de tiempo pasaba la enfermera, tenía que ir a avisar que se acababa el suero, una inyección…. Y cuando llegaba la hora decía: fin, ya he hecho la oración. Creo que Jesús me miraba encantado.

Hay veces que me he pasado todo el día fuera de casa con muchas horas de viaje. Entonces hacia el mismo artificio: “ahora empiezo”, música, película… media hora = final.

En la mili era un poco más emocionante. Durante mi estancia en el campamento de La Granja, teníamos poco más de una hora de descanso por la tarde y yo aprovechaba para hacer media hora de oración y participar en la Misa. La inmensa mayoría de mis compañeros lo aprovechaban para merendar y charlar y los altavoces tenían música de continuo. Algunas veces hice serios esfuerzos para no seguir el circuito de los demás.

Entre mi familia se me hacía un poco más difícil: me da pudor hacer cosas poco habituales, que me sientan y me digan que soy extraño. Cuando iba a casa de mi madre, ya viuda, actuaba con toda libertad y me ponía un rodillero para hacer la oración en mi cuarto. Cuando no he estado en una residencia de la Milicia con su sagrario, siempre la he hecho en mi mismo dormitorio y estoy muy contento de cómo “me sale”.

Uno de los parámetros que más me han fijado a Jesús es la “vida de fe” manifestada, entre otras cosas, en pensar y saber que los efectos de la oración son independientes de mi gusto y de que esté concentrado o no, (siempre que las distracciones no sean voluntarias). Me acurdo que una tarde, haciendo ejercicios de 8 días en Santibañez de Porma, (León), le sugerí al Padre hacer la oración paseando pues en esas condiciones si me concentraba bastante, aunque a la media hora me sentía cansado. Él me respondió algo así como: “¡Ha!, ¡pero tú te crees que eres tú el que hace oración! No es así. Lo importante es el Espíritu que desde dentro de ti ora al Padre”.

No me acuerdo de cuánto tiempo dediqué a la oración al principio, pero luego pasé a media hora y desde que colgué de las sosas normales de este mundo para dedicarme al cien por cien a Dios (eso del cien por cien  es el deseo, la práctica…) estoy haciendo una hora. Desde luego menos de un cuarto de hora cuesta más que media hora. 15 minutos es lo mínimo para perseverar diariamente. La oración es el camino mejor para la santidad (ser cristiano coherente, amigo de Jesús) y se aprende y fortalece en los Ejercicios espirituales.

Que María nos bendiga con su Hijo, ayudándonos a perseverar en la oración.

En la foto: Abe, uno de los grandes personajes de mi vida y cofundador de la Milicia y la Cruzada y Modesto, también importante pero que en mi vida ha influido poco. Empuja los carritos: José Antonio, mi compañero de Lima y varios años, mi “hermano mayor”.

 

 

MI BANDERA

MI BANDERA

MI BANDERA

Acabo de revisar lo que había puesto anteriormente y he visto que he hablado de mis amores en forma de bandera. En la foto aparece el montaje que tengo en mi habitación: Arriba, la bandera del Perú, abajo la de España y encima de las dos la que me he inventado del mundo. En el fondo: Arequipa, la ciudad donde estoy ahora, con una torre de su catedral y el impresionante volcán Misti, todavía activo. Supongo que si me voy a Lima cambiaria la imagen de fondo y si a España, cambiaría el fondo e invertiría el orden de las fotos. Arriba España y abajo Perú. Tampoco estoy muy dispuesto a razonar y discutir sobre si eso es lo adecuado o no pero se admiten sugerencias.

 No pienso definir mi esencia geopolítica mucho más lejos de esto. En todo caso, cuando iba al mercado en España, miraba donde estaban hechos los productos pujando por los de origen español, aunque fuesen un 10% más caros. Ahora elijo los de Perú  con igual tanto por ciento.

La bandera del mundo que me inventé antes de leer las sugerencias en mi blog del señor “j”, tiene una foto de la tierra, pero había que encuadrarla en algo para que fuese rectangular, me gusta el color azul y hace buen contraste para este caso y como deseo alguna referencia a Dios, pensé en las 12 estrellas que aparecen en la de la Unión Europea. Incrusté lo uno en lo otro y se acabó.

El montaje me lo hizo un amigo.

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE ORACIÓN DIARIA

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE ORACIÓN DIARIA

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE ORACIÓN DIARIA

ACABO DE CUMPLIR 50 AÑOS DE MI PRIMERA TANDA DE EJERCICIOS

Efectivamente en la Semana Santa del 1964 hice mi primera tanda de ejercicios que fue con el P. Morales en Salamanca. Allí nos animó fuertemente a que hiciésemos oración todos los días. Como yo era un joven “bueno y obediente” la fui haciendo. Al principio, un día utilizando mis apuntes de ejercicios y otro leyendo una meditación del libro de oraciones de la Virgen María o algo así, del P. Villar.

Ayuda esencial fue que cada 15 días iba a hablar con mi director espiritual, el mismo P. Morales, a contarle las incidencias de la oración y de toda mi vida. Uno de los primeros escollos fue que me distraía en la oración. Cuando le decía algo así como “me distraigo mucho en la oración”, se daba a continuación un  proceso casi automático: -¿Te distraes conscientemente o es que se te va la mente? – Se me va la imaginación. – Pues entonces no importa nada, cuando te des cuenta de que te has distraído, vuelves a lo que estabas meditando y sigues , porque lo que importa es la influencia de la gracia en ti. Es como cuando las mujeres van con su cántaro a coger agua de la fuente, aunque estén hablando con la vecina, si no quitan la boca del cántaro del chorro que cae, la vasija se llena”. Gracias a esa ayuda constante, aguanté.

Con el tiempo he ido aprendiendo que esa es la esencia de la doctrina de San Juan de la Cruz: la transformación del alma en Dios es tan interna  que es inapreciable a los sentidos, es más, la consciencia sensible la dificulta. A este proceso le llama “La noche oscura” porque primero no se ve nada con los sentidos y después no se ve nada con la fe. Al que pasa por aquí se le deben notar algunos signos externos fundamentalmente que avanza en las virtudes. En mi caso, desde mi primera tanda de ejercicios me he levantado siempre a la primera (supongo que con alguna rara excepción).

También se que al principio es habitual pasarte el rato de oración razonando sobre lo que has leído o sobre cualquier cosa y te quedas tan contento, pero, al poco tiempo, seguramente después de tres o cuatro mese, empiezas a distraerte y a no ser capaz de pensar de seguido y a aburrirte en la oración. Los libros  dicen que al principio Dios da unos gustos interiores para aficionarte al tema, pero que después te los quita para que vayas a la oración por Él y no por los gustos.

Testigo externo de estos principios fue mi querido hermano, pues teníamos alquilada una habitación para los dos, con una sola cama, en la calle Guzmán el Bueno de Madrid y la oración la hacía en esa habitación.

Desde hace mucho tiempo practico la oración de “la musaraña”, que no describo para no escandalizar, pero me parece que es buena. Si realmente fuese buena se me tendría que notar en el aumento de virtudes, en especial de la fe y la paciencia en las adversidades, y no sé si se da eso.

En todo caso si se da un efecto: ya no me interesa casi nada eso de ser perfecto, sino echarme en los brazos de Jesús y ofrecerle mis imperfecciones como el niño que se cae y rompe alguna cosa, pero en lugar de correr a esconderse de su mamá, se va llorando hacia ella, el enseña su herida y lo que ha roto en la plena confianza del abrazo final (con o sin azotazo, que eso importa poco, pero si tiene mucho sentimiento por la herida y la rotura, seguro que sin azotazo, solo lo consuela con un beso). Con un poco de malicia cabria pensar:   si no se cae y si no rompe nada, a lo mejor no se acerca a abrazar a su madre. ¡Vivan las miserias ofrecidas, que provocan el abrazo a los pies de Jesús en la cruz y que se desea no volver a cometer, aunque la realidad sea repetitiva!

50 años de oración

50 años de mi primera tanda de ejercicios (ya llevo 49 pues un año me dijo el Padre que me dedicase a estudiar para las oposiciones y no los hice)

50 años de oración a mi estilo, que espero que sea al estilo que Dios quiere para mí.

¡Viva Jesús y las dos madres que me dió!

NOTA: El aniversario lo celebré con un día en soledad del mundo y oración con Jesús, por supuesto por el método de la musaraña.

 

Si busco la imagen adecuada me paso otro mes sin publicar nada. Si puedo les cuento dos experiencias de actividad misionera en unos pueblos escondidos en el Valle del Colca.

La foto corresponde a una manifestación festiva por la vida (contra aborto y eutanasia) en Arequipa. Por supuesto que fue una de las mayores manifestaciones de la ciudad y los periódicos ni la citaron.

Mi breve regreso por España 2

Mi breve regreso por España 2

 

Acabaron las reuniones de la Junta de mi región el 2 de enero, día en el que empezaban unas convivencias de Militantes. Como es natural se celebraban en distintos lugares, dependiendo de las edades de los muchachos. Me dijeron que fuese a las de universitarios, en Cubas de la Sagra, típico pueblo de Castilla, totalmente llano y con bastante lluvia en esos días. Había varios de Burgos que conocía de cuando pequeños. A alguno le ayudé en las Matemáticas. Me sigue asombrando que me acuerdo de todo lo de matemáticas (dejémoslo en “de mucho”). También aproveché para charlar con la gente que es una de las mejores cosas que se puede hacer en esos días. Las Misas las dijo el P. Santiago Manso con unas homilías impresionantes. En la última fue dando un repaso por las veces que Jesús le había ido llamando a más: del pecado y la vida aburrida a militante. De ahí a cruzado. A dejar su trabajo para dedicarse a ir a donde hiciese falta (Segovia, Salamanca, Zamora). El salto a la Misión en Tacna (Perú). El sacerdocio…Fue muy bonito.

Enseguida caí en uno de los platos fuertes del viaje: los amigos. Ya en Salamanca estuve hablando con Javier Alejo, uno de los directivos del Foro Universitario. Se acuerdan del trocito de “El gozo del Evangelio” donde habla del binomio Evangelio y Universidad. Pues este grupo trabajó en ese campo durante unos cuantos años, muy bien y con fruto. Al principio de estar en Burgos, me dijeron que fuese a hablar con ellos (lo del guía). Cogía el tren a Salamanca y durante el viaje me dedicaba a corregir exámenes y al llegar salía a esperarme este Javier Alejo.

A Burgos llegué en bus desde Madrid y justo coincidí con otro antiguo militante que sigue dedicando las vacaciones veraniegas y a veces todo el año a apoyar en misiones.

Si hubiese tenido algún amigo homosexual, creo que una de las primeras cosas que habría hecho al llegar es intentar saludarle un rato. Estas personas necesitan mucho cariño. Espero que esta sea una buena forma de afrontar el tema y dar una opinión positiva en medio de tanta lucha turbulenta. Para más comentarios teóricos, leer lo que dice el catecismo de la Iglesia en los tres párrafos donde trata el tema.

A la estación de autobuses me fueron a esperar Gonzalo y su esposa. Se casaron hace poco y no pude asistir a su boda. Pasé toda la tarde con ellos.

Supongo que no es atractivo para el lector que le vaya contando las diversas entrevistas, pero resaltaré el método que usé siempre que pude. Lo mejor es la entrevista personal, mano a mano. Ahí sí que salen cosas interesantes y personales. Si son dos o más salen cosas más genéricas. Si es un grupo suficientemente grande se puede hacer una ronda contando cada uno las últimas cosas buenas que nos han pasado o que hemos hecho. Salen cosas preciosas. Por ejemplo uno nos contó el regalo de su segundo hijo.

También tuve un encuentro especial con los vecinos. Han cambiado bastante desde que me fui. Puse una invitación en el ascensor, pegada a la pared y vinieron todos más uno nuevo al que no conocía, con su niña incluida. Este último, al día siguiente, me trajo un obsequio  y además de agradecérselo les sugerí que la niña me dibujase algo para traérmelo al Perú y al toque bajo con un dibujo que había hecho y que te copio al principio. También fui visitando en sus casa a algunos “ancianitos”: los padres de… la madre de… la madre de…

Diversas personas me fueron dando un poco de plata. Hasta ahora he dedicado 500€  a unas residencias de huérfanos. Otros tantos a la difusión del rosario. Todavía me quedan otros 1.000€ pendientes de adjudicar a alguna cosa interesante que vaya surgiendo.

 

 

MI CORTO REGRESO A ESPAÑA

MI CORTO REGRESO A ESPAÑA

Llegué de nuevo a España. Una España en crisis, pero la diferencia de nivel con Perú, es muy grande,  aunque, gracias a Dios, como éste crece más deprisa, pronto serán iguales. No es igual la iluminación de las Navidades, ni el interior de las casas ni la calidad de los trajes de las señoras. Cuando estuve por Salamanca y me asomé a la Plaza de Armas, me preció preciosa con su iluminación y más todavía por una especie de belén de luz que había en el centro.

La diferencia de nivel es muy notoria, pero con agudos contrastes internos. Tengo un amigo de unos 32 años que nunca ha conseguido un trabajo de más de una año y de nuevo, ahora está en paro, pero desde joven tiene su carro. Las casas están mejor amuebladas que las de Perú. Según parece por los diversos premios obtenidos, el aeropuerto de Lima es el mejor de Hispanoamérica, pero llegas al terminal 4 de Barajas y no tiene ni parecido. Eso a pesar de que la cuarta parte de los españoles en edad de trabajar están en paro. Consecuentemente se ve en la calle pedir limosna a mucha gente madura, de menos de 50 años y en el colegio se desmayan algunos alumnos, seguramente por falta de alimentación. Funcionan a todo rendimiento comedores gratuitos en cáritas para niños y grandes con una sección de lo que técnicamente se llama “mendigos vergonzantes”: personas de un nivel medio que están en la pobreza y les da vergüenza asistir a estos comedores públicos y les atienden de forma reservada.

Estuve hablando con mi hermano de la bandera. Desde hace unos 10 años, ya no me importa decir en alto que soy español y tampoco me importaría tener una bandera en mi habitación. Al día siguiente me compró una de un metro de larga. Cuando pasé por Salamanca la tuve colgando del armario y cuando llegue a mi casa arequipeña, la pienso poner en la pared, pero no esa, sino una pequeñita y otra del Perú y, si pudiese, otra de del mundo, como creo que no existe, tendré que inventármela con una foto de esas que hacen desde los satélites en que se ve la bola azul con muchas nubes. Esos son mis amores en tema regional. Entre todas, que ocupe menos de un folio, para ponerlo en la pared, delante de mí, que es donde pongo las fotos de actualidad para acordarme y pedir por los que aparecen.

Hablando de las fotos, esta vez sólo me he traído cuatro, una invitación de bodas y el dibujo navideño de una vecinita que pondré por temporadas de dos en dos en la venta para pedir por los correspondientes.

YA ESTOY EN AREQUIPA

 

 

Queridos amigos:

Mi hermano me pregunta por la llegada al Perú. Como cabía esperar, algo intermedio entre la llegada de un empresario y la de un jubilado. Como empresario me he encontrado cosas que he ido haciendo, una detrás de otra y como jubilado he intentado no hacer dos cosas al mismo tiempo, he dejado amplio espacio para la amistad y con las cosas que se salen, hago como con el agua del vaso. Se sale y se cae y como Dios no me dio tiempo para atenderlas, pues es que no quería que lo hiciese. Sonrío, procuro no herir a nadie y sigo.

Se pueden contar más cosas. La mitad de mi viaje a España era por razones de la Milicia y la otra mitad, o más por razones de amistad. Falta mirar más a la amistad pasada y a las dos o tres cosas que he dejado mal rematadas, pero la verdad es que nunca miré mucho hacia atrás. Antes tenía las fotos y recuerdos pequeños en una caja de zapatos. Ahora ha llegado lo digital y las tengo en un fichero de la computadora, pero no recuerdo haberme dedicado a mirarlas. Cuando vine de España por primera vez me fue un poco más cómodo: Como me dieron muchas fotos en papel, cada semana ponía un par de ellas en la pared, las veía, recordaba a las personas, pedía por ellas y las guardaba en la caja de zapatos que con la mudanza transoceánica se había convertido en una gruesa carpeta que por un lado pone: fotos actuales y por otro: fotos antiguas y cuando añadía una foto nueva, sabía por donde la tenía que incorporarla a la pila para que se quedase en su sitio.

Seguramente el método actualizado de las fotos pegadas a la pared de la ventana sea que si tengo o me mandas una foto, la pongo en el escritorio de mi lap-top y cuando la encienda la veo, y pasada una temporada la cambio por otra. Anímate y me mandas la tuya a vicentefacil@hotmail.com.

Cosas de empresario que he hecho: Ir al médico de la alergia en Lima, hablar con un amigo (guiado), Asistir a la Misa de un cura amigo que está accidentado, hacer la compra en el supermercado, papeles varios y charlar con los de mi casa. Llegué ayer jueves a Arequipa y tras situarme con mi familia y la cocinera, me fuí a estar con los militantes en “vacaciones útiles” y explicarles algo de matemáticas, visitar a una familia que acababa de tener su segundo hijo y quedarme dormido mientras cenaba. Por no sé qué razón las dos noches que llevo aquí, las he pasado adormilado profundamente. Esta tarde me voy con el Coloquio Santa María (adultos) a la playa hasta el domingo por la tarde y supongo que tendré que prepararme algo. Espero que sean vacaciones y espíritu.

Un abrazo y acuérdate de mandarme la foto.

Hoy, lo de incluir una foto, se me sale

Vicente

 

YA VUELVO

Estoy a punto de acabar mi estancia en España. Esta semana es la "fiesta de la amistad" que incluye dos del Perú que han venido unos días a Burgos, pero no soy capaz de contar mucho más por ahora, pues no me da el tiempo.

Un abrazo a todos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LA VIGILIA DE LA INMCULADA

¿Qué hablar de una Vigilia? Ya llevo muchas vividas y es difícil que algo te llame la atención.

La primera a la que asistí fue hacia el año 1963, en Madrid, en la Iglesia de Gaztambiede. Yo había llegado en octubre a estudiar matemáticas y vi en la calle un cartel que la anunciaba. La verdad es que me atrajo que fuese “solo para hombres” Con el tiempo, esa cualidad, dejó de tener un valor atractivo y socialmente se convirtió en un antivalor y ahora es para todos. Debería conservar la mística combativa, espíritu de esfuerzo en la superación. Seguramente la característica diferenciador a es la alocución del seglar, o mejor dicho del bautizado (algunos piensan que lo de ser seglar es tener una especie de consagración sacerdotal en grado inferior)

Hice lo de muchas veces: círculos, difusión por los carteles, las octavillas, la radio, la TV… Se me hace difícil renovar y aumentar mi amor a la Madre de Jesús. Esta vez se pueden resaltar un par de detalles: Me hicieron una entrevista en una TV: Nuestra Señora del encuentro (con Jesús) y mientras estaba en el aire resulta que me vio un chico conocido y me llamó al celular (que tenía en vibración). Como consecuencia se animó a trabajar en la Milicia.

Admitían preguntas del público y alguien lo hizo sobre la vocación, algo así como si tenemos una vocación, pero ¿qué pasa si en algún momento nos desviamos y hacemos algo que la “estropea”? Yo he pensado sobre el tema y como me tocaba contestarle a mí y le dije que Dios actuaba con nosotros como si fuese el GPS de los carros. Tú le dices a donde quieres ir, y el te va indicando la ruta: dentro de 20 metros, gire a la derecha. Ahora tome la segunda salida de la rotonda…Si en algún momento haces otra cosa, no te hecha la bronca, como haría el gruñón de tu padre cuando te acompaña. Se calla, recalcula el camino y te vuelve a indicar lo que tienes que hacer para llegar. Dios es así. Somos nosotros los que después de hacer algo malo, nos parece que ya no nos quiere y nos alejamos de Él.

Falta la pregunta ¿y, hacia donde nos guía?

ESPAÑA, LOS AMIGOS.

ESPAÑA, LOS AMIGOS.

Estoy ilusionado con el regreso a España, …  por los amigos. Es decir por la familia y los amigos.

Me resulta extraño. Cuando llegué a Perú no me dio ni un tantito así de morriña. Según bajé del avión me puse a andar y a hacer cosas como si fuese de aquí de toda la vida, pero he de reconocer que tengo ganas de volver a ver a los amigos (de nuevo aclarar que, como mis padres fallecieron hace tiempo, mi hermano, su mujer y el resto de mi familia entra en el conjunto de mis amigos, aunque especiales. También entran aquí todos los de la Milicia). Pues bien, me extraña este sentimiento.  Yo quisiera ser un entregado a Dios de los “puros” y me parece que éste es como “un amor desviado”, el “bueno” solo ama a Dios y punto. Pero esta es la tentación. Es posible que no tenga bien puesto el afecto, pero seguro que Dios no quita nada, que este cariño es compatible. Es más: seguro que Él está encantado. Basta con ver que hace el primer milagro en apoyo de unos amigos en sus bodas, aunque como consecuencia algunos bebiesen más de la cuenta. Yo todavía no he lavado los pies a ninguno, ni se los he besado. San Pablo les escribe unas cosas tremendas, que a mí me daría pudor decir a nadie, ni siquiera por escrito y de forma global. Él les dice: “hermanos míos queridos y añorados, mi gozo y mi corona, manteneos así firmes en el Señor, queridos (Filipenses 4)” y otras cosas parecidas en otras cartas. Realmente la pregunta es: ¿Quiero a mis amigos con suficiencia?

He traído muchos regalos, pequeñitos, pero regalos. ¿Suficientes? No. Siempre son pocos. ¡Hojala fuese yo mismo el regalo! ¿Qué tendría que ocurrir para que yo fuese el regalo? ¿Cómo tendría que tratarles? Eso para que fuese el regalo en lo humano, pero ¿Qué tendría que ocurrir para que fuese un regalo a lo divino?

No sé cuál es la conclusión. Es claro que mi amor es imperfecto y pequeño, pero ¿podría decir que te quiero?

Gracias a Dios, eso también pienso de los peruanos y los de aquí son un poco más afectivos.

En la foto, los militantes de hace tiempo, cuando Ángel Rumbero estaba en la cartuja ¿te encuentras tú?

 

EL ORIGEN DEL UNIVERSO: CIENCIA VS BIBLIA

EL ORIGEN DEL UNIVERSO: CIENCIA VS BIBLIA

Este tema ha traído de cabeza a muchas personas y ha hecho perder la fe a no pocas.

Yo he leído bastantes argumentaciones de tipo teológico, filosófico que en definitiva dicen: Si Dios crea el Universo y es el autor de la Biblia, las dos cosas tienen que coincidir. Los detractores dicen: Evidentemente no coinciden y como lo que dice la ciencia es lo cierto, entonces o la Biblia no es palabra de Dios o Dios no existe. También cuesta mucho tragarse que el mundo ha salido solito de ningún sitio, y está dirigido por una señora llamada azar. Todos los datos científicos apuntan a que no es así.

No sé de donde me ha llegado, pero ahora tengo el siguiente razonamiento. Es el que expresé en una mensa redonda en la Universidad de San Agustín de la siguiente manera: Hice muchas fotocopias de los que dice Wikipedia al del origen del Universo y las repartí entre los asistentes. Les pedí que las leyesen y luego les pregunté las entendían en más del 80% o si eran capaces de explicarlas a una persona si ningún estudio Lo primero casi nadie y lo segundo nadie.

La siguiente idea consiste en imaginarse que Dios, por su inspiración, hubiese dictado estas dos páginas a Moisés, que es el que dicen que escribió estas hojas de la Biblia. Y Moisés se pone en frente de los israelitas, sentados en el desierto, mil años antes de Cristo y les va leyendo y explicando las dos hojas, con los protones, electrones, bosón de Higgs, etc. ¿Qué entenderían los israelitas? Cuando muere Moisés, el siguiente sumo sacerdote les explica lo que él se sabe y luego el tercero, lo que ha aprendido del segundo y así sucesivamente. Esta es una cadena imposible. No puede ser que la Biblia que escribió Moisés 1.000 años antes de Cristo tenga una explicación científica del origen del Universo.

Hay más razonamientos que van en el mismo camino, por ejemplo: Estos textos están escritos en papiro, que es un material vegetal que con los años se destruye y para que llegue hasta nuestros días hay que copiarlo y luego copiar la copia y luego… y por personas no demasiado cultas. Después de tantas copias, Qué queda de una cosa que no entienden? A la segunda o tercera queda algo absolutamente incomprensible y por tanto anticientífico. Menos científico aún que lo que tenemos. No es posible que la descripción de la Biblia coincida con lo que sabemos ahora del origen del Universo.

Ahora otro razonamiento distinto: Supongamos que la Biblia dice exactamente lo que sabemos ahora del origen del Universo lo de los protones, las fuerzas subatómicas, bosones, etc. Evidentemente no sabemos todo y seguramente no sabemos ni la mitad. Si dentro de mil años sigue habiendo humanidad, sabrán mucho más y lo de ahora les parecerá un conocimiento ingenuo y al leer estas páginas de la Biblia, coherentes con nuestra ciencia actual, pensarán: ¡Qué tontería! Esto no puede ser nada revelado, ni palabra de Dios ni nada… luego Dios no existe o la Biblia no es su palabra.

Moraleja: las primeras páginas de la Biblia no dicen la vedad científica sobre el origen del Universo. Dicen otra cosa. Pero no son una tontería. Seguramente no se puede decir nada mejor y que sirva para tantas generaciones. Lo que pasa es que Dios nos da la Biblia y la inteligencia para que pensemos y descubramos lo que él quiere decirnos con esas palabras y esto no se consigue al toque. Se genera al ritmo del crecimiento de la ciencia, cuando van apareciendo las aparentes contradicciones. Los problemas se resuelven después de que aparecen, no antes.

 

En la foto, el afiche de la Universidad

ACTIVIDAD CON LOS NIÑOS DE UN ALBERGUE 2/2

ACTIVIDAD CON LOS NIÑOS DE UN ALBERGUE 2/2

LA ACTIVIDAD

La misa es a las 8 pero hay un chiquito que no sabe ir a la iglesia y quedo con él en el hogar a las 7:30. No llega. Llamo a su mamá y al rato me dice que lo lleva su marido, que es un poco tímido… y efectivamente, llega a mitad de la Misa. Mientras tanto yo me fui a la Iglesia. A las 8 sólo estábamos Pepe y yo, pero no hay problema. Poco a poco fueron llegando los demás y realmente no empieza hasta las 8:13. Llegan todos menos dos: llamo a uno y se había puesto enfermo. Del otro me dicen, que había aparecido por la Iglesia y se había ido; me supongo que como estábamos adelante no nos vio a la primera ojeada y se fue. Llamo a su casa y había salido hacía tiempo, pero no había vuelto. Como es muy decidido se fue sólo al albergue.

Acabada la misa y estamos un grupo bien variopinto. Vayamos de los de mayor edad a los de menos.

El mayor soy yo. Luego Alex que viene a apoyar hasta la 1 de la tarde. Wili, universitario muy entregado que lleva pocos meses. Uno de 15, nuevo, otro nuevo de 14, pepe de 13, Raúl de 13, Quico y Brayan de 12.

No nos podemos lanzar a directamente a la aventura. Lo primero es estructurarles, aunque lleguemos tarde. No somos las ovejas de un rebaño sino que cada uno tiene su sitio. Nos retiramos a una sombrita y vamos distribuyendo trabajos, complementando lo que ya iniciamos la tarde anterior. Todo el mundo tenía algo que hacer. Creo que esto fue la clave del éxito.

Unos se van a por las andas y la imagen y los otros en autobús al albergue de jóvenes. Llegamos a las 10. Hay más de 20 niños entre los 8 y los 13 años. Les saludamos ultimamos los detalles y llega el taxi con las andas y el cuadro del Señor de los Milagros. Salimos a la calle y empiezan a funcionar las responsabilidades. Uno arma la megafonía, otros se encargan de alistar las andas, otro de recoger los alimentos que hemos aportado, otros cuatro son los primeros en cargar las andas, un tercero se alista para hablar en la primera parada… Esto funciona. No conseguimos que fuese algo organizado en dos filas, sólo llegamos a un enjambre en torno a la imagen. Lo que más se toman en serio es portar las andas. Con toda ceremonia se las suben a los hombros, llevan el paso acompasado y los responsables van diciendo ahora ustedes cuatro, ahora los otros…

Luego llega el partido (no es lo esencial pero lo parece) hacemos dos grupos: grandes y pequeños. Ya había tres que se encargaban de los pequeños, se los llevaron a una canchita y punto. Otros se encargaron de los mayores. Deporte. Esta vez no tuve que jugar mucho tiempo de portero, pude jugar de defensa y un poco adelante. Como de costumbre lo mejor que hago es acercarme al mejor de los contrarios y anularle. Al principio no lo consigo, pero en cuanto le cojo el tranquillo, no llega a hacer nada. Al final le dejé un poco para que se divirtiese y no me cogiese rabia.

Tras el deporte un conversatorio. Yo dejo el campo para que otros se dediquen a los mayores y  me voy con los pequeños. Su psicología no admite la reunión  y les cuento una historia bien bonita (David y Goliat) y un cuento de terror.

Empieza el almuerzo, al que nos invitan. De pronto uno de los nuestros aparece repartiendo galletas a todo el mundo. Era el encargado de ello y yo ni me acordaba.

Pasamos directamente a la capilla (pequeña sala con una banca menos de las necesarias y unos carteles pegados en la pared) y rezamos algo del rosario a la Virgen.

En cuanto acabamos, los niños del albergue ya tienen distribuidas sus funciones: Los que lavan las vajillas, los que barren,… Mientras tanto nosotros nos reunimos para evaluar la actividad y antes de las 5 ya estábamos en el Hogar

 

MI CONCLUSIÓN

Llego a mi casa que esta a media hora de autobús, meriendo un poco y me encuentro muy muy cansado. Mucho más que de costumbre. Supongo que debido al futbol y al sol. También habrá influido la preocupación por el control de la actividad. No sé, pero me encuentro mal y aunque sea media tarde me voy a echar a la cama. Al momento de descalzarme me acuerdo: ¡a las 5:30 empieza la reunión con los adultos del Coloquio de Santa María! Para mí, eso de la responsabilidad y el no causar perjuicios a terceros es importante, así que me tomé una vitamina C, un vaso de café y me fui en taxi a la reunión.

Pero el organismo tiene sus leyes. Supongo que, ante todos, tuve un comportamiento normal, pero poco a poco me parecía que subía la fiebre. De vuelta a casa estaba por los suelos. Me dolía todo, estaba incómodo, tenía fiebre... No cené, me fui a la cama y …no dormí. En el centro de Arequipa pasé una noche toledana.

Con el paso de las horas se fueron regularizando todas las funciones y después de una visita al baño quedé casi como nuevo. Esperando la próxima oportunidad de decirle a Dios con los hechos, que le quiero, que estoy dispuesto a seguirle aunque sea a rastras. Nota: Por supuesto que estas son las palabras bonitas  que dice el espíritu, porque, gracias a Dios, la realidad es mucho más baja.

 

Las fotos corresponden a niños de estos hogares, pero de otros años.

ACTIVIDAD CON LOS NIÑOS DE UN ALBERGUE 1/2

ACTIVIDAD CON LOS NIÑOS DE UN ALBERGUE  1/2

PREPARANDO LA ACTIVIDAD

 

Ya lo tenemos pensado: el domingo 19 de octubre nos vamos a un Sumawasi. Un albergue de niños huérfanos o con  grandes problemas familiares de una institución muy amiga y muy querida: CIRCA.

Al habla con sus directores acordamos hacer una procesión del Señor de los milagros por los alrededores, no hay que olvidar que estamos en su mes, futbol, conversatorio...

Ahora toca invitar a los amigos. Yo estuve dando unas charlitas sobre formación para el amor a chicos de 5º de secundaria y en uno de los grupos salió: ¿Cómo se prepara uno para ser generoso en el matrimonio? Siéndolo desde jóvenes ¿Por qué no lo practican viniéndose conmigo a un albergue? Les parece bien a varios. En un segundo encuentro ya sólo "pueden" venir dos. Quedamos para el círculo del sábado, que es donde se acaban de montar las cosas, voy a esperarles a la puerta de su colegio, y... nada. Pero para eso estamos, para sonreír en todas las circunstancias. Hicimos varios intentos de este tipo y nos vinieron dos nuevos que no pasaron por el círculo de preparación. Los dos se fueron el domingo, de frente a la actividad. ¡No somos nadie!

Son muchas horas las invertidas y cabe plantearse: ¿a quién predico? A la filantropía, al servicio solidario,  a Dios, a la Milicia, a Vicente Guillén? No es fácil la respuesta, ¡Hójala hiciese lo más correcto!

El círculo tiene dos secciones: en los pequeños diseñamos un poco la actividad y les repartimos las cosas que tenían que hacer: fundamentalmente el cuidado de las andas controlando a los que las llevan y teniendo el honor de ser ellos mismos los que empezasen a llevarlas. También tienen su misión en el conversatorio que tendremos y algunas otras cosas. A los mayores no se les dice lo que tienen que hacer. Se suelta  el problema en el círculo y ellos dan sugerencias y se reparten las cosas que  van saliendo. Cuando acaba el círculo cada uno se capacita en su misión.

Los más adultos, ya habíamos hecho otras labores de base: hablar con el matrimonio que dirige el albergue, comprar con nuestro dinero un cuadro del Señor de los Milagros, añadir lo necesario a unas andas para podre llevarlo sin que se caiga (este diseño le mejoramos sobre la marcha pues nada más empezar, se me cayó en la cabeza), buscar el horario de los autobuses urbanos, alistar la megafonía,...

Con frecuencia se olvida uno de los ingredientes más importantes: Si el Señor no construye la casa, en vano se afanan los albañiles (salmo 127). Hay que pedírselo y llorarle. La verdad es que cuando escribo esto, no sé si lo hicimos o no. Con frecuencia soy como las campanas que invitan a Misa pero se quedan fuera, hago actividades, pero no pido por ellas.

 

En la foto unos niños de ese hogar, pero de hace años. No tengo ninguna foto de la actividad.

Temas sueltos

Temas sueltos en torno a mi visita a la cárcel de Arequipa.

El proceso de entrada en este penal de Arequipa era mucho más sencillo y familiar que el que conocí en Lurigancho (Lima). Incluso el Director de la Cárcel estaba por el primer patio, charlando con algunos. Al entrar me pusieron dos sellos en el brazo y un número con rotulador y otro a la hora de dejar el DNI y darme la chapita sustitutoria. No tuve que rellenar ninguna ficha sino que ellos mismos me preguntaron mis datos que escribieron en una computadora. Me registraron en una habitación individual  y adentro.

La otra cárcel me pareció como los campos de concentración de las novelas: los policías están hasta una cierta zona. Allí una puerta con alambrada y a partir de ella solo presos, con sus correspondientes jefes que también son presos y muchos en la zona de entrada pidiéndote plata, comida o cualquier cosa. Casi constituían una temible barrera humana que se atravesaba acordando con alguno de ellos el dinero que le dabas para que te atravesase el cinturón y te llevase hasta el barracón de tu visitado, que ya sabías donde estaba, pero el guía, además de llevarte iba gritando: estos van con migo, ya les llevo yo, por favor: no molestar. En Arequipa, dentro de la zona de “ellos” había deambulando una especie de “funcionarios de prisiones”, adecuadamente identificados y sin armas y no había nadie “a la caza del visitante”.

En las dos prisiones y desde luego en la de Lurigancho había una jefatura interna paralela: Los mafiosos que son una de las mayores cruces que aplastan a los presos.

Como el padre ya se sabía los caminos y tenía poco tiempo, pasamos rápidamente hasta el fondo. Yo ya tenía bastante con ir justo detrás y no distanciarme ni lo más mínimo de él como para entretenerme en mirar a mi alrededor. Llegué a ver una especie de gran garaje lleno de presos haciendo cosas manuales para vender, como gorras de visera. Luego un patio de cemento, con unas porterías de fútbito, totalmente abarrotado de gente, al igual que todos los pasillos. Muchos de ellos callados, sin hablar con nadie. No llegué a ver nada de las habitaciones.

Al llegar a la sala-capilla y ponerme a hablar con alguno, enseguida me dijo que había varios españoles. A la Misa vino uno por lo menos que enseguida me saludó. Eran cinco y todos por tema de drogas. Este era valenciano, se acercó a comulgar y luego me dijo el sacerdote que era “muy buena gente”.

En total estuvieron unos 40 en la Misa y comulgaron unos 15. Como el cura no sabía muy bien cuantos iban a ponerse en la cola y por lo visto el número varía mucho de unas veces a otras, tomó una cajita con formas sin consagrar y a cada uno le daba una de ellas, adecuadamente mojada en el cáliz que si estaba consagrado y les decía: Sangre de Cristo.

Con nosotros entraron tres señoras, que iban allí todos los domingos a ayudar en no sé qué. Creo que visitaban la enfermería y alguna otra cosa. Supongo que es un apostolado bien duro, pero allí estaban por amor a Dios.

Final: los que hace el mal, no son felices, ni cuando lo hacen, ni cuando les pillan y cuando llegue su final de la vida…

Aunque sin fotos, cumplo con esto mi propósito de poner dos artículos por mes (con 1 día de retraso pues ya estamos al 1 de noviembre)

Estoy deseando volver ver a todos los de España: mi familia, los militantes, los cruzados, los amigos, la catedral de Burgos, …

DE NUEVO HE ESTADO EN LA CÁRCEL

De nuevo he estado en la Cárcel. Por supuesto que de visita.

En Arequipa tengo un amigo sacerdote que va todos los sábados a decirles Misa y me sugirió que le acompañase. Le dije que sí pero la verdad es que no sé muy bien para qué fui. En todo caso te cuento algo de la experiencia externa e interna.

Ya había estado en el gran penal de Lurigancho, en Lima. Este de Arequipa, situado en la afueras, pero ya dentro del cinturón de pobreza de la ciudad, es más modesto y también más humano, al menos en lo que se refiere a la estructura que va desde que accedes desde la calle como visitante, hasta que llegas donde los presos. En todo caso, no me exigían un sol los propios policías cuando tenía que entregar mi DNI para que me diesen una ficha y acceder a la parte de los internos y otro sol a la salida, para deshacer el cambio.

Si estaban muy hacinados, con gente parada incluso en los estrechos pasillos.

Con el capellán fue muy rápido y fácil entrar hasta el fondo.

Me había dicho que tenía que hablarles antes de la Misa y estuve varios días pensando que les podría decir que les fuese útil. Lo típico es una experiencia de vida como mi conversión o alguna cosa extraordinaria  realizada en mí mismo o en mi entorno, pero yo no me he convertido, siempre he sido católico “practicante” (con intención de practicar) y no me salía contar ninguna de las muchas ayudas extraordinarias que he tenido. Entonces me plantee: ¿Qué hago aquí? ¿Qué puedo decirles que sea de su interés? O mejor dicho, ¿qué le gustaría a Jesús que les dijese en su nombre? Con estas preguntas en mi mente y las respuesta que me parecían adecuadas me monté en el carro del padrecito o mejor dicho el de su parroquia y que él usa cuando lo necesita y me fui para la cárcel de Socabaya.

Cuando llegamos a la sala amplia que constituía la “capilla” ya había algunos esperando. Yo me senté a hablar con un par de ellos que estaban juntos y les hice un resumen de lo que pensaba decir y me pusieron buena cara. El sacerdote se puso a confesar y un grupo empezó a ensayar las canciones de la Misa. Dirigía el ministerio de música, con una especie de polito de uniforme y los todos cantaban. Fueron avisando que ya había empezado la misa y vinieron más presos. En total unos cuarenta (supongo que la población será por lo menos de 500) Cuando ya habían llegado unos cuantos, me paré y empecé a presentarme. Después de alguna cosa externa: mi nombre, profesión, etc., entré en materia. Dije algo así: Para algunos de ustedes me supongo que soy una especie de extraterrestre: No fumo, no me he emborrachado nunca, solo me acuerdo de una mentira importante que fue a los 6 años, no he robado,  no me he acostado con ninguna señora, … ¿Y qué piensa Jesús de todo esto? Eso mismo hacían muchos fariseos y les llamó raza de víboras y sepulcros blanqueados, así que si con solo estos datos no se sabe gran cosa de si soy bueno o no.

También podría plantearse a quién quiere más Jesús: a San Martín de Porres o a un malhechor de los malos. A los dos igual. La diferencia es algo parecido a lo que le ocurre a dos personas. El primero tiene una chica que está enamorada de él y se le acerca como puede, le sonríe, le pide favores, se interesa por sus asuntos, pero él, ni se entera. Actúa como si no existiese. El segundo también tiene una “fans” pero se da cuenta y la responde y se aproxima a ella todo lo que puede. Esos dos somos nosotros y las chicas, son el mismo personaje: Jesús que nos busca y se muere por que le miremos y le sonriamos.

Y ese Jesús ¿qué quiere de mí? Tiene reservada una misión para ti, que es lo que se llama vocación. Te ha llamado para algo. Algo que sólo puedes hacer tú y si no lo haces, se queda sin hacer. Algo que es para hacerlo ya, ahora. No para cuando salgas de la cárcel. Entonces tendrás otras cosas que está esperando que hagas. No sé lo que será, pero seguro que te es fácil encontrarlo. Si quiere que hagas algo, seguro que quiere que te enteres de lo que debes hacer, no puede ser difícil. Es posible que algo que desee de ti es que te hagas amigo de alguien, que brindes tu amistad a otro. En todo caso quiere algo de ti. Tú le eres importante.

 

- Te he puesto este discursito por si tú no te habías enterado suficientemente que también tú le eres importante, muy importante y también espera algo de ti, aunque seas un abuelito con cachaba-.

 

Enseguida empezó la Misa y justamente el evangelio era el del fariseo y el publicano que subieron al templo a orar.

Al acabar me dijo que me despidiese y les conté un chiste. Además se rieron, quizás por educación, pues los chistes de esta tierra son muy sosos para nuestro gusto y los nuestros no los suelen entender. Para ellos hay demasiado contraste entre las dos ideas del chiste, la esperada y la que ocurre realmente.

Nos fuimos rápidamente porque cerraban la puerta y yo no sé si volveré. La mayor razón para volver es la idea del Papa de salir a las periferias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

FLOTANDO

FLOTANDO

A mediados de septiembre, al despertarme a media noche para ir al servicio, al intentar meter los pies en las zapatillas, noté que estas se me escapaban. Lo vuelvo a intentar y me da la impresión de que flotan y al leve empujón de mi pié se alejan en vez de quedarse obedientes esperando la introducción de los dedos. Es como si toda la habitación fuese un puro charco. Enciendo la luz y veo que efectivamente lo es y mis zapatillas están flotando en el medio. Me acordé de ciertas sugerencias para casos con agua y no me quité los calcetines que llevaba (Desde hace muchos años los suelo utilizar para dormir. Con los pies fríos me cuesta mucho tiempo conciliar el sueño). Me arremango un poco el pijama y me pongo a deambular por la casa buscando el origen del agua. Caminado y a los dos servicios que tenemos en la segunda planta veo que la taza del wáter de uno de ellos rebosa agua por todos los bordes, como si fuese el plato de una fuente pública. Miro para un lado y otro mientras pienso lo que debo hacer y encuentro la llave de paso. La cierro y a pedir ayuda.

Entre los que estábamos en la casa nos pusimos a recoger el agua. Con recogedores y de ahí al cubo era lo más rápido. Me empezaron a doler los riñones (uno de mis puntos débiles) y pensé: no resisto media hora más y me tomé un antiinflamatorio con unas galletas y un antiácido y funcionó muy bien. Más de cuatro horas achicando el agua. Otros se fueron a trabajar y por fin se acabó la tarea. El problema se había originado en que alguien dejó la taza atascada y como era tarde “dejó para el día siguiente el trabajo de desatascarla”. Además no se dio cuenta de que no se había cerrado bien el caño que llena la cisterna del agua. Se fue a dormir y tan contento.

Como todo el suelo era de parquet, había un grave riesgo de que se levantase y llenamos la casa de estufas eléctricas tipo ventilador de calor y conseguimos salvar todo salvo en un par de tablas que luego fijamos con pegamento y la amplia subida del recibo de la luz.

PEDIR CON FE.

PEDIR CON FE.

Hoy voy a hacer un par de comentarios sobre las peticiones a Dios. Como se sabe, lo más importante es pedir con fe; más importante incluso que el que nos convenga o no lo solicitado. También es lo habitual que Dios nos responda por causas indirectas, no suele usar la respuesta por medio del milagro. Se podrían decir otras cuantas cosas sobre la oración de petición pero voy con los ejemplos.

El sábado 7 de septiembre, el Papa pidió una vigilia de ayuno y oración por la paz en Siria y en general en el oriente próximo y todo el mundo. En ese mismo fin de semana se reunían las potencias mundialespara determinar si atacaban o no. En especial EEUU estaba dispuesto (¿deseando?)a hacerlo. Hicimos la vigilia de ayuno y oración (la verdad es que yo si hice ayuno, oré poco y menos fe). Pues bien, al día de hoy no han bombardeado a Siria y las cosas van un poco a mejor. Por supuesto que ninguna potencia se ha dado cuenta de la influencia que tiene la presión de Dios, nadie ha hablado de ello. Los medios de comunicación solo dan explicaciones políticas, pero ya sabemos que el mundo está ciego para la fe y aún la oculta.

 

En España ya practicaba la petición a través de las peregrinaciones, casi todas nocturnas y con un éxito enorme. Aquí también lo he practicado tres veces. Como las referencias concretas pueden ser peligrosas, sólo daré algunas pinceladas.

La primera fue hace cinco años al Señor de los Milagros de Lima. Yo me sentía separado y aún enfrentado al profesor de religión de un colegio donde siempre nos habían dejado hacer actividades y aún invitar a chicos, pero creía que me trataba mal, que la cosa había cambiado y aún que me hacía injusticias. Pensaba pedir al Señor de los Milagros que cambiase la mente del profe. Hay que empezar la peregrinación con un planteamiento en toda la regla: un buen rato de silencio para precisar lo que voy a pedir, para “llorarle” para que lo conceda y para pensar que voy a poner yo de mi parte. Luego viene la peregrinación rezando el rosario y todo lo que haga falta. Pues bien al empezar el planteamiento ya “me hizo darme cuenta” que lo que tenía que pedir no es que cambiase el otro, sino que cambiase yo para que así se diese la empatía (ya estaba hecho la mitad del milagro). Eso es lo que pedí y todo mejoró notablemente.

Las otras dos peregrinaciones las hice a la Virgen de Chapi. En una de ellas pedí por mi amigo Wili. Era el responsable fundamental de la Milicia y se veía que la cosa no iba nada bien. Aparecían demasiadas divergencias de criterios y se necesitaba un milagro. Entendía que la solución era que se remodelase su mente para llegar a la identificación total de criterios con la Milicia, pero lo que nos concedió la Virgen fue que se arreglasen las divergencias  por otro medio. Los problemas fueron creciendo y en algún momento él decidió irse (y nosotros le ayudamos un poco). Con él se fueron casi todos los muchachos. Los militantes nos quedamos bastante solos y tuvimos que empezar casi de nuevo, pero con coherencia interna. Practicando el no cansarse nunca de estar empezando siempre.

La tercera peregrinación es más difícil de contar sin revelar la persona implicada, así que lo dejaré.

En la foto una imagen del Señor de los Milagros en Lima. Por cierto, lo que se ve al fondo es una pared de adobe, adecuadamente adornada y apoyada con otras paredes. Lo que pintó un negrito es la cruz con el Cristo. Lo demás se añadió después 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres