Blogia

vicenteperu

MIS AMIGOS RICARDO CID Y SONIA

MIS AMIGOS RICARDO CID Y SONIA

Esta semana estoy en Lima. Es la que me toca en este mes. El lunes y el martes han estado por aquí Ricardo y Sonia. Ricardo estuvo 10 años con migo en la Milicia. Han venido a ver Perú y a estar con migo (qué honor para mí y que alegría la de la amistad). Hemos estado todo el tiempo juntos. Hoy miércoles, se han ido a Cusco - Machu Picchu y dentro de unos días nos volveremos a encontrar en Arequipa. Evidente mente nos apreciamos mucho.

Según parece, les han impresionado dos cosas: el trato de mis amigos y el complejo religioso de Pachacamac.

Respecto al trato, no hay más que comentar.

Las ruinas de Pachacamac son impresionantes. Tienen más de 1 KM de largo por otro tanto de ancho. Evidentemente la mayor parte estaba sin edificar. Eso tan grande, era la muralla. Casi todas las construcciones eran a cielo abierto, a base de unos montones inmensos de adobes. Ya había actividades 200 años antes de Cristo. En la época inca(desde el 1450 hasta la colonización en 1530), también hicieron sacrificios humanos.

Cuando llegó la religión católica se desmoronó todo, tanto lo arquitectónico como lo espiritual, aunque siguen quedando vestigios importantes. En lo físico, las ruinas relatadas y otras muchas, en lo espiritual quedan los que adivinan el futuro echando cartas o con las hojas de coca. Los chamanes (indios bolivianos) hacen "amarres" para que tu enamorad@ no se vaya o para que vuelva aunque esté en los brazos de otr@. En los barrotes de la barandilla del puente de fierro de al lado de mi casa hay muchos candados puestos sobre cualquier intersección de varillas. Técnicamente no sirven para nada y están cerrados, seguramente con las laves en el río que pasa por debajo. Son "amarres" de enamorados. 

También es muy famoso el "pago a la tierra": como de ella se sacan las cosechas, los chamanes dicen que hay que pagarla. Para eso entierran algunos frutos y representaciones de cosas valiosas (fotocopias reducidas de billetes), Creo que primero los medio entierran y allí los queman, antes de su sepultura total.

En la foto un chamán iniciando el pago a la tierra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MILITANTES VIEJOS - COLABORADORES JÓVENES

Esta es una sección de lo más de emocionante en la que estoy embarcado en Arequipa. Ya hice otros pinitos por esta estrecha cuerda a lo largo de mi vida como en Salamanca con el Foro Universitario, que iba desde Burgos para estar con ellos. Más que en otros niveles se da lo de las "siete y media", que o te pasas o no llegas.

Sin más introducciones filosóficas paso al relato.

Ayer tuvimos otra actividad que ahora describo en su totalidad. Por diversas dificultades que no son al caso, el único momento de encuentro que somos capaces de tener en este grupo de militantes viejos - colaboradores jóvenes, es en el almuerzo del viernes y su entorno, así que nos reunimos a tomar arroz y sándwichs con mate. Éramos cinco y leímos un fragmento de la intervención del Papa Francisco en la Vigilia de los Jóvenes JMJ. Lo comentamos con algunas deficiencias pues en mitad apareció otro y luego no se que,  y… También intentamos diseñar alguna actuación de futuro, porque la de esa tarde ya la sabíamos: Visita  un sumawasi.

Yo había quedado en una residencia de jóvenes que por problemas familiares ¿huérfanos? Viven allí siempre, que iba a ponerles una proyección sobre “vida y muerte de una estrella” con una tertulia para comentarlo (me parece que les viene muy bien que se abran al exterior). Fui difundiendo la idea en mi entorno y unos cuantos se apuntaron. A la hora de la verdad, varios no pueden porque se les superponen otras actividades, pero también hubo quien invitó a amigos. Parte de los del coloquio tampoco pudieron ir pero se nos juntaron otros tres con lo que aparecimos 6 en la residencia.

Se empieza por el futbol, luego les invitamos a merendar y se acaba con  la película y tertulia. Esta es la parte interesante. En realidad no hubo película. No llegó el portátil y nos conformamos con algunas explicaciones usando los gestos y la mano cerrada en forma de globo terráqueo, como elementos audiovisuales. En estas condiciones, el vídeo duró poco. Enseguida la tertulia. El montaje fue sobre la marcha. Nos pusimos en círculo, con los nuestros intercalados entre los jóvenes. Empiezan presentándose los nuestros y luego, para forzar el diálogo utilizamos la técnica del disparo. Cada uno de los nuestros “apuntaba” a un chaval y le hacía una pregunta. El chico contestaba y “disparaba” a quien quería con otra pregunta. Después otro de los nuestros y así sucesivamente.

Aunque yo ya era conocido y el método muy directo, costaba trabajo llegar a la espontaneidad y casi ningún muchacho preguntaba a los nuestros, solían preguntar a otro compañero. Una última cuestión: Este albergue es del Círculo Católico de Arequipa, CIRCA, nosotros somos Milicia de Santa María, pero todavía no hemos rezado ningún Padre Nuestro ni Ave María; entonces, esto que estamos haciendo ¿tiene algo que ver con Dios? Enseguida se dieron cuenta de que sí, tenía mucho que ver.

Despedida, ruegos de que volvamos pronto y saliendo a la calle una breve reunión para ver mejoras a introducir para la próxima vez, porque nadie duda de que habrá otra vez dentro de poco.

Esta vez tampoco hay foto, pero no tq quejarás que este mes ya van tres escritos.

Un abrazo muy fuerte para todos.

NIÑO BUENO, NIÑO MALO

NIÑO BUENO, NIÑO MALO

Los niños son una especie de tentación para mí. En cuanto hay uno cerca, enseguida contacto con él. Los métodos son muy variados. Nunca le pregunto cuantos años tiene, que año estudia y ni que notas saca. Eso lo preguntan las personas mayores y aburridas que están muy interesadas por lo material y la plata. Yo hago otras cosas.

Una de las posibles preguntas es ¿tú eres un niño bueno? Seguramente dice que si (hay algún caso, bien triste, en el que dice que no). Luego le pregunto: ¿Qué es eso de ser bueno? y  se suelen quedan callados. No saben que decir.

Ahora no voy a decir qué es ser bueno, pero si voy a contar algunas cosas de qué es ser malo.

En la caminata a Yumina que he narrado antes, un grupo de alumnos iba delante de mí. Por el borde izquierdo de la trocha había una reguera de cemento de bastante caudal. Tirabas una piedra y la arrastraba. Algunos de ellos las cogían del otro lado de la carretera y las echaban. Cuando me acerco había uno gordito que estaba a mitad de camino con su piedra en la mano. Le debía parecer que lo que estaba haciendo, estaba mal hecho y cuando me vio la dejó caer con disimulo. Según me acercaba, los demás también se iban percatando de mi presencia y dejaban  de arrojarlas. Al llegar a su altura y sin preguntar yo nada, el gordito acusó a dos de sus compañeros de que estaban tirando piedras al cauce. Niño malo e hipócrita.

En el momento de jugar al futbol, nos dividimos en dos grupos pues éramos muchos. Habíamos llevado dos balones, pero mira por donde, el que llevaba la pelota de mi grupo, se la había dejado cuando nos paramos para tomar el refrigerio. No teníamos nada. Entonces iniciamos un concurso de subir a una pequeña montaña a coger alacranes. La verdad es que me costó un riñón conseguir que se lanzasen a la aventura. Se subieron todos menos uno: el gordito de antes que se hacia el remolón. Primero se quedaba mirando para otra parte, como si no escuchase nada. Luego decía que se quedaba allí sentado a descansar, que no se qué, que no se cual… Yo le pedía que se moviese un poquito, aunque solo fuese un poquito. Me parecía muy mal que hiciese lo que a él le daba la gana en contra de la autoridad. Al final encontró la escusa perfecta: tenía el tobillo torcido y no podía caminar nada. Cogí su ficha e intenté llamar a su casa, pero no había cobertura para el celular así que no tuve más remedio que dejarle por imposible y al poco tiempo estaba jugando en el agua con los otros. Niño malo y mentiroso.

Yo se lo afee y me dijo “Perdóneme, perdóneme, no lo volveré a hacer” con cara compungida. Evidentemente no me volvió a hacer lo de decir que tenía el tobillo torcido, pero si otras maldades. Supongo que en su casa había usado ese truco de pedir perdón y le había dado resultado. Él siguió desobedeciendo y molestando a sus compañeros. Niño malo.

También se que se pegó con otros y que intentó escurrirse para no pagar. Niño malo.

¿Cómo será de mayor? Si engaña a alguna tonta y se casa, ¿Cómo será su matrimonio? ¿Cuándo se muera y salga a su encuentro Jesús, hecho luz, amor y bondad y chico revise todas sus acciones ante sí  mismo, sin tener que engañar a nadie, qué pensará? ¿Querrá quedarse junto al “amor y la bondad” o irse al extremo opuesto donde está en su  “ambiente natural”? Intentemos recuperar a los niños malos.

En la foto, no le pongo a él, sino a todos con los ojos cerrados intentando hacer un minuto de silencio/oración.

 

SI QUIERES APRENDER A ORAR, MÉTETE EN LA MAR

SI QUIERES APRENDER A ORAR, MÉTETE EN LA MAR

 

Así reza un refrán, ya trasnochado. Los recios marinos de antaño, a bordo de un barquito zarandeado por las olas y barrido por el viento y la tormenta, se sentían impotentes. Sólo les quedaba una alternativa: rezar a Dios. Así aprendían a orar.

En la actualidad pasa algo parecido cuando te lanzas a organizar cosas potentes y a tu lado se te caen los apoyos esperados. Te encuentras absolutamente incapaz de realizar lo comenzado y no tienes más remedio que pedir y confiar en Dios y sólo en Dios. Es un método importante para crecer en la fe.

Algo así me ha pasado hace unos días: Yo apoyo en un colegio de los grandes con 9 cursos de 1º de secundaria, que equivale a los chicos de 6º de primaria de España. Al profesor de religión le pareció bien realizar una coproducción con la Milicia de una caminata de un domingo por la mañana, hasta medio día. Empecé a pasar por sus salones y entre los dos les invitábamos a la caminata. Íbamos a ir al pueblecito de Yumina que tiene un manantial preciosos llamado Ojo (ojo = manantial) de Lourdes, por la gruta que tiene al lado, con su Virgen incluida. Es de los grandes y mana un caudal muy grande, con un pequeño lago al principio, algo parecido al nacimiento del rio Arlanza.

Como estaba subvencionado, resultaba muy barato y aquí casi no hacen excursiones así que se empezó a apuntar la gente. Cuando ya iban por los 60 dejamos de invitar por los salones, dejando cuatro para otra ocasión. En todo caso, con los rezagados que se fueron inscribiendo llegamos a los 73. Si uno piensa en que lo adecuado es que para cada 10 nuevos haya un monitor, te salen 7 más el jefe más servidor que ya no tengo edad. No teníamos tantos, pero empezamos a llamar a las puertas de los posibles y unos decían que si y otros que no. La tarde de antes teníamos unos 6, varios de ellos dudosos. A la hora de la vedad, vinieron 2 con lo que el jefe y yo nos incorporamos al puesto de monitor.  De los dos, uno era un buen veterano y otro totalmente nuevo aunque que tenía la experiencia de ser catequista. Por suerte hubo bastantes muchachos que a la hora de la vedad no vinieron con lo que los 73 se quedaron en 54.

Superado el susto, la actividad acabó bien. ¿Y que se entiende por bien? ¿Se quedaron muchos a engrosar las filas de la Milicia? No. Ni ocurrió eso ni es el baremo para medir la bondad de la actividad. Los chicos se lo pasaron en grande, vieron cosas que no suelen ver los de las ciudades de asfalto: un burro de verdad, un campo de cultivo, un manantial, una lagartija y un alacrán, … compañerismo, algo de valores humanos, jugar…  y Dios a través de un pequeño acto de oración y de su obra en la naturaleza.

En la foto: dos burros.

 

 

MI NUEVA HABITACIÓN

MI NUEVA HABITACIÓN

Todo cae al fondo por su propio peso

Es una forma de decir que lo que pasa en todos los sitios, al fin también pasa aquí. Ya ha sucedido lo sensato. Vino por aquí mi “jefe”, que en realidad no es mi jefe sino la persona que vela por mí como si fuese mi hermano mayor y le ha parecido que la habitación que usaba era demasiado pequeña y me tenía que pasar a otra. Y la que mejores condiciones reunía para el cambio, era … LA GRANDE. En ella estuvo viviendo varios años, Manolito, el cruzado que falleció en Lima hace un año (Ahora acaba de fallecer otro, el tercero, el P. Ramón, de 92 años). Manolito pesaba más de 100 Kg. Era muy grande y la habitación también. Es la más grande de la casa con diferencia. Unas 6 o 7 veces más que la que tenía antes. Con una ventana al sol naciente y otra al poniente, baño incorporado y un armario empotrado de 4 puertas.

Lo que más la hacía acreedora para que me trasladase a ella es que está cerca de la puerta de la calle por lo que se puede estar al tanto de todo lo que pasa en la cas, en “MI CASA”, que me parece importante. La otra estaba bien al fondo. También está al lado del teléfono fijo.

En una sala muy grande, la mesa y la cama están como perdidos en la inmensidad. En la actualidad hay un par de armarios metálicos por en medio, que rellenan un poco el hueco y en cierto modo la parten en dos. También hay una pequeña librería de esquinera.

Me he traído todo lo que tenia la pequeñita de antes, que es todo lo que necesito, y lo he puesto en dos de las puertas del armario y me sobran las otras dos, todos los altillos, algún cajón y la mitad de la librería.

Los dos armarios metálicos no pintan nada en un recinto en el que todo es de madera y además están vacíos, así que seguramente los retiraré de ahí y en su lugar pondré una cortina que divida en dos mi salón de baile. Una mitad contendrá la ventana al este y la mesa y la otra: la ventana al oeste, la cama y la puerta del servicio.

Esta es mucho más cálida que la anterior (en Arequipa no hay calefacción) así que perfeccionaré un poco el método de aislamiento de las ventanas y punto.

El mayor problema de la pequeñita es que el espacio  reducido parece que ayuda a tener una mente reducida, sin grandes horizontes y que vivía muy apartado, como si viviese en la casa del vecino, y a mí me importa mucho mi casa. Lo de la mente reducida no se si me afectaría mucho a mis años. Ya soy lo que soy y no creo que varíe mucho. Ahora tengo las mismas cosas que hace un mes, pero más esparcidas.

Los últimos años de Burgos viví en una parecida de pequeña pero con la cama abatible. Por el día estaba recogida y parecía un armario. Yo trabajaba en la mesa y tenia los libros en la estantería de al lado y en otra aprovechando el espacio encima de la mesa. Por la noche se bajaba la cama y llenaba toda la habitación, sin siquiera poderme sentar en la silla para trabajar en la mesa. También tenía servicio y estaba tan cerquita que por la noche me daban ganas de ponerme del lado derecho y miccionar desde la cama, el único problema consistía en que, en estos casos, pasa como cuando se bebe en bota, que al final, al disminuir la presión sobre el cuero, en vez de un chorro que llega a la boca, van cayendo unas gotas a lo largo del recorrido.

¡A que te ha parecido cursi la palabra miccionar! Aquí la usan hasta los niños pequeños: “profesor, ¿puedo ir a miccionar?” Los niños de aquí tampoco tienen colita. Tienen pene o penecito.

Espero que estas cosas íntimas no hayan rebajado el estilo de este blog.

Moraleja: Antes estaba muy a gusto porque tenía todo a la mano y ahora estoy muy a gusto porque es el sitio   que Jesús, mi amigo Jesús, quiere para mí.

(Nota: Ya estoy intentando hacerme amigo de la señora de la limpieza para que me la limpie ella y no yo)

 

En la foto un aspecto parcial del rosario de la aurora que impulsamos este mes de mayo. Comparado con el de Burgos… Todavía no tengo ninguna de mi habitación

EL TIRAPIEDRAS

EL TIRAPIEDRAS

Realmente, cuando era un chaval español, se llamaba tirachinas y en Perú se llama resortera. En definitiva es un palo en forma de Y con unas gomas y un final de cuero donde se introduce la piedra que se quiere tirar.

Pues bien: el otro día pasé por una tienda en la que los vendían y se me antojó uno. Pero me parecía poco y pensando en regalarlo a en no sé quién, compré otros dos: en total tres. Uno de ellos lo tengo colgado en mi estantería y los otros dos mezclados con los papeles.

¿Qué sentido tiene esto? No lo sé. Yo, de niño, siempre fui buenecito, no sé hasta qué punto por conciencia de lo que está bien y lo que está mal o por miedo a que “me pillen”. Ahora de mayor, tampoco lo uso para nada. Parece como una resonancia atávica al “bad boy” que llevo dentro. Y lo malo es que tiene otras expresiones. Por ejemplo. El otro día hice la representación del chicle para los juveniles. Acaba con un muchacho que sale del colegio y al atravesar la puerta se me escapó un “al fin libre” cosa que nunca he sentido de pequeño. Y como esta, otras varias.

¿Qué podrá significar? No lo sé, pero todavía lo tengo colgado de la estantería aunque me imagino que por poco tiempo.

Por cierto, los de aquí no son con una rama en forma de Y sino con una gruesa madera cortada en esta forma

 

MI HABITACIÓN

MI HABITACIÓN

Yo sé que hay que tener mente amplia, que el que siembra tacañamente, tacañamente cosecha y el que siembre generosamente, generosamente cosecha; pero me gusta una habitación pequeña, que cumpla las necesidades y punto. Seguramente en el substrato de este deseo esté algo de la humildad y de la pobreza, pero no creo que mucho, porque al final tienes algo pequeño, pero con todo lo necesario y en cuanto aparece la frase, todo lo necesario, ya se ha fastidiado lo de la pobreza.

En el fondo también hay una idea congelada de mi juventud. En alguna temporada veraniega de marchas a la sierra de Madrid, me di cuenta que eso de dormir en el campo es un incordio: el suelo está duro y por la noche te despiertas muchas veces, también se te llena la comida de hormigas, el sentarse en el suelo es mucho más incómodo que sentarse en una silla… por eso, para estar a gusto se podía avanzar hacia dos extremos: tener de todo y llevarte una mochila enorme, con ruedas, o no necesitar de nada (aguantarse con lo mínimo) y llevar una mochila pequeñita. No es posible llegar a ninguno de los extremos, por yo opté por el de no necesitar de nada.

En algún momento estuve en un ambiente que utilizaba el P. Pozo en el albergue de Circa de Mejia. Su cuarto de baño (independiente) era bien pequeño y sin plato de ducha. El agua de la alcachofa caía en el suelo, incluida la taza del inodoro y algo del lavabo, porque todo estaba muy junto. Eso me gustaba.

Ahora vivo casi siempre en Arequipa y, como les voy a contar, he llegado a algo de esto. Me da la impresión de que me estoy pasando de lo sensato y pronto tendré que cambiar a una habitación grande y además me temo que la siguiente que ocupe va a ser la mejor de la casa.

Aquí el terreno es barato y las habitaciones suelen ser bien amplias. Yo vivía en una de ellas (sin servicio) cuando un chico de los que se guiaban con migo piensa venir a probar si lo suyo era la cruzada. Era de familia humilde y es muy peligroso que el ser cruzado suponga una forma de “progresar” en la vida, así que pensé llevarle a una habitación de un grupo de tres, que son muy pequeñas y sencillas, y que nadie habita salvo necesidad. Pero si él se va a una habitación pequeña, no me voy a quedar yo en una grande, y me fui a otra de las enanas. Luego él no llegó a venir y yo me quedé aquí tan contento. La amplia ventana y la puerta dan a un patio interior grande y sin edificios en frente. Como casi tengo igual de cerca la manilla de la puerta que la de la ventana, cuando tengo que abrir algo para la ventilación, abro la puerta. Tengo un armario de plástico, una estantería de 0,90 por 1,70 la mesa, la silla y la cama. Además puedo echar la silla para atrás para levantarme de la mesa sin que choque con nada. Antes si que chocaba con la cama, pero ahora me he buscado otra más estrecha, una de esas plegables, de 0,90 de ancho, que dejo siempre extendida y todo me queda sin ningún problemas de espacio.

Pero la cabra tira al monte y yo también. Para la calefacción uso un secador de pelo y en cuanto tenga tiempo pego en la ventana otro cristal, con silicona, para tener doble vidrio y que se vaya menos el calor. En la blanca pared, un poster de la Virgen de Guadalupe (¿Acaso no estoy yo aquí, que soy tu madre?) y otro del Machu-picchu. Por aquello de la importancia de la amistad, en el cristal de la ventana tengo una postal de Navidades de un amigo, junto con una foto manuscrita del Padre y otra de la Virgen de Écija.

La foto es de mi habitación. Está tomada desde la puerta y se ve la mesa con su lap-top, la cama y la estantería con muchos huecos. A la derecha un afiche (cartel) de la Virgen de Guadalupe, con su frase: "¿y no estoy yo aquí, que soy tu madre?"

Los problemas matemáticos, contraatacan.

Los problemas matemáticos, contraatacan.

 

Los problemas matemáticos, contraatacan.

El buen amigo que les conté hace un mes, tuvo otra dificultad. Tenía otro problema de un tipo parecido al que no le salía y yo le resolví, pero este era más difícil y volvió a recurrir a mí. Consistía en encontrar la función en paramétricas de la intersección de la superficie esférica  x^2+y^2+z^2=1  con el plano  x+y+z=0.

Hay una solución muy fácil: haces x=t, sustituyes en el plano y despejas y. Sustituyes las dos variables en la superficie esférica y despejas z en función de t. Te salen raíces cuadradas y cosas de esas. Esta parte si que la escribí hasta el final.

Pero él quería una solución con senos y cosenos. Hay una opción perversa que cumple estas condiciones y es escribir la misma fórmula de antes pero sustituir su x=t por esta: x= t/(sen^2  t + cos^2  t), pero no le gustaba, así que tras unos buenos ratos de pensar sin escribir casi nada, sólo al principio, me senté con él y directamente desarrollé todo hasta el final.

Realmente me quedé tan contento y pensaba desafiar a que lo resolvieran a mis compañeros matemáticos que lean esto, (que seguro que son más jóvenes  que yo y han pasado menos años desde que terminaste la carrera) pero me parece una forma de obligarles a emplear unas cuantas horas en este “deporte” y esas cosas no se hacen a los amigos. Si te puedes entretener unos minutos en dibujar el plano.

También me parece curioso lo que me ha pasado toda la vida con cualquier tipo de problema: lo pienso, no escribo nada, y con las manos en los bolsillos me enfrento a resolverlo en público, sea la clase o sea un amigo, como en este caso. Pocas veces lo he desarrollado antes para confirmar que estaba bien planteado.

 

La foto corresponde a la misma caminata de Yumina del texto de más abajo. Ahora estamos contemplando el paisaje de la ciudad y yo estoy desplegando el plano del tesoro para orientarme adecuadamente.

El que usaba mi nombre para manejar una cuenta con muchos millones

El que usaba mi nombre para manejar una cuenta con muchos millones

Queridos amigos.

Se va pasando el tiempo y no les escribo nada.

Empezaré por contar como han quedado mis problemas administrativos con el banco BBVA del Perú. Si lo leíste, hace tiempo contaba que al tener la doble nacionalidad peruano-española, me dieron el DNI correspondiente, que a los tres meses se me perdió. No sé si antes de que se me perdiera o después, intenté actualizar mis datos en ese banco para pasar del antiguo carnet de extranjería a un DNI peruano y me dijeron que no podían pues ya había otra persona que tenía una cuenta, con otra firma, el mismo nombre y apellidos y el mismo nº de carnet. Como era evidente que yo era yo y no el otro, me dijeron que lo iban a mirar para arreglarlo, que volviese dentro de unos días y luego otra vez y luego otra… lo que aquí le llaman “mecer” al individuo. En el Ministerio correspondiente me dieron un certificado de que en Perú no había nadie con mis mismos nombre y  apellidos y por tanto menos con mi mismo nº de DNI. Hice una reclamación en el banco. Luego puse una denuncia y con la copia de la denuncia hice otra reclamación al banco. Estas últimas cosas en el mes de octubre del 2012… y el silencio más absoluto.

Según mis investigaciones el que suplantaba mi personalidad era un apoderado de una empresa española que estaba construyendo una refinería de petróleo en la selva. Si piensas mal, el fraude les puede servir para blanquear dinero u otros pagos/cobros ilícitos. Una vez que levanté la liebre, si es que era un bandido, lo mejor que podía hacer era callarme, dándome un buen soborno, o por la muerte a manos de un sicario o, mejor todavía, haciéndome desaparecer con lo que seguiría existiendo un Vicente Guillén que nunca le iba a reclamar nada. En prevención del tema, y como casi siempre estoy en Arequipa, di instrucciones a todos los de la casa y a los vigilantes del parque para que si venia alguien preguntando por mí (y en especial si era un policía disfrazado) le dijesen que no estaba y que no sabían mi paradero.

Presenté una denuncia en una comisaría y los guardias me dijeron, es mejor que lo haga en la fiscalía de prevención del delito. Así lo hice y me la registraron adecuadamente incluso me enviaron un oficio diciendo que habían empezado los trámites.

Cinco meses después, hacia el mes de marzo me enviaron otra notificación diciéndome que se habían dado cuenta de que si era delito, ya lo estaban cometiendo y por tanto no era de su ámbito de prevención, sino de la fiscalía normal  de los delitos ya cometidos.

En esas me fui al organismo estatal que controla a los bancos y denuncié el caso. Concretamente denuncié que no habían dado respuesta a mis dos reclamaciones cuando tienen 15 días para hacerlo. Me atendieron y me dijeron los plazos de respuesta: antes de 15 días una carta diciendo que empezaban los trámites. A los tres meses de calendario otra en la que me decían como había quedado el tema, y los cumplieron.

El 31 de mayo me llega una notificación para que vaya a declarar ante la fiscalía penal. Fui, declaré y me marché.

Esa tarde me llega un correo de José Antonio Benito, desde Lima, diciéndome que había llegado una carta del banco en la que decía: “De acuerdo a sus escritos de fecha… hemos procedido a actualizar nuestros ficheros”. Lo comprobé y efectivamente ya figuraba mi DNI peruano.

Fui al fiscal y le dije lo de la carta y le pregunté si tenía interés en seguir la pista del caso por si le llevaba a algún delito importante. Entendí que no tenía mucho interés y como a mí ya no me causaba perjuicios la anterior usurpación de personalidad, hice el escrito correspondiente para cancelar la denuncia.

 

THE END = FIN

 

Conclusión: Montón de gestiones ante el banco y todos los demás sitios. Siempre todo el mundo muy amable. Sonreír ante las dificultades y las pérdidas de tiempo. Tristemente se acabaron las emociones de soñarme perseguido en un carro con los sicarios disparando sus metralletas.

 

En la foto estoy en una caminata al pueblo de Yumina. Parece que estoy contando un cuento de miedo, cuando el dragón está a punto de tragarse a la niña, pero en realidad estoy contando la historia del “Aviador de los Andes”. La primera de las historias del libro de las Colonias.

MI PARTICIPACIÓN RESPONSABLE EN LA MISA

MI PARTICIPACIÓN RESPONSABLE EN LA MISA

Hace poco estuve leyendo la INSTRUCCIÓN GENERAL DEL MISAL ROMANO que es algo así como el documento oficial de la Iglesia sobre la liturgia en general y de la Misa en especial. Realmente solo leí algunas cosas, pero te pongo algo de lo que me pareció más interesante. Evidentemente no es el resumen, ni lo más importante. Es algo que me sorprendió y que como verás va en el camino de que todos somos Iglesia y todos debemos aportar.

 

34. Ya que por su naturaleza la celebración de la Misa tiene carácter “comunitario

 

352. La eficacia pastoral de la celebración aumentará ciertamente si los textos de las lecturas, de las oraciones y de los cantos corresponden convenientemente, en cuanto sea posible, a las necesidades, a la preparación espiritual y a la índole de los participantes. Esto se obtendrá provechosamente empleando la variada posibilidad de elección que se describe más abajo.

Por consiguiente, al preparar la Misa, el sacerdote prestará atención al bien común espiritual del pueblo de Dios más que a su propia inclinación. Recuerde, además, que la elección de estas partes debe hacerse de común acuerdo con aquellos que tienen alguna participación en la celebración, sin excluir de ninguna manera a los fieles en aquello que a ellos se refiere más directamente.

 

 

355 … Sin embargo, donde los fieles aprecian especialmente las memorias libres de la bienaventurada Virgen o de los Santos, satisfágase su legítima piedad.

 

358 …  En las Misas para grupos particulares está permitido al sacerdote elegir textos más apropiados a la celebración particular, …

 

 

A lo largo de mi vida he ido pensando cosas de este tipo y me alegra verlas reflejadas en el documento de la Iglesia.

En las muchas Misas de Niños en las que he participado me ha parecido que muchas veces los textos que se leían, no los entendían y por tanto eran inadecuados. La solución me la dio hace mucho tiempo el P. José Ángel Madrid diciéndome que desde el principio de la reforma litúrgica la Iglesia tiene aprobado un leccionario especial para las Misas con niños. Lo compré, me pareció muy bien y entre otras cosas vi que casi siempre habían suprimido la segunda lectura, sólo tenían la del antiguo testamento y la del evangelio.

 

FOTO de cuando estuve con los adultos (coloquio de Santa María) en la playa por la noche. Se ve a la hija de uno de los matrimonios, a un compañero y a la derecha la funda del celular, que por un descuido no está tapada por la chompita. Otra vez me pasó lo mismo mientras viajaba en un autobús y cuando bajé, ya no tenía celular. El que llevaba era de lo más barato. Luego he comprado otro, también de lo más barato y he rayado bien la carcasa para que cuando me lo vuelvan a robar, saquen menos plata por su venta

 

Mañana, 13 de MAYO, no seremos capaces de organizar un rosario de la aurora, pero participaremos en la organización del de nuestra parroquia.

 

No pedir de rodillas que nos clericalicen

No pedir de rodillas que nos clericalicen

El otro día leí que el Papa había hablado hace un par de años sobre el clericalismo. El texto decía concretamente: “Hay un problema, lo dije otras veces: la tentación de la clericalización. Los  curas tendemos a clericalizar a los laicos. No nos damos cuenta pero es como  contagiar lo nuestro. Y los laicos --no todos pero muchos- nos piden de rodillas que  los clericalicemos porque es más cómodo ser monaguillo que protagonista de un  camino laical. No tenemos que entrar en esa trampa, es una complicidad pecadora. Ni clericalizar ni pedir ser clericalizado. El laico es laico y tiene que vivir como laico  con la fuerza del bautismo, lo cual lo habilita para ser fermento del amor de Dios en  la misma sociedad, para crear y sembrar esperanza, para proclamar la fe, no desde  un púlpito sino desde su vida cotidiana. Y llevando su cruz cotidiana como la llevamos todos. Y la cruz del laico, no la del cura. La del cura, que la lleve el cura,  que bastante hombro le dio Dios para eso”.

 

Me paré a pensar que sabía yo del clericalismo y como solo tenía ideas confusas, me fui al diccionario que dice: es la doctrina que instrumenta una religión para obtener un fin político; defiende que el clero, que representa dicha religión, debe tutelar los asuntos públicos y profanos como un poder que los dirija, supervise y corrija conforme a sus dictados.

Luego pensé un poco y creo que lo entendí.

El clericalismo al que se refería el actual Papa Francisco consiste en que las autoridades religiosas asuman la dirección de actividades o asociaciones que están en un campo que pertenece fundamentalmente al mundo seglar, como: el sindicalismo, la lucha por la justicia, la defensa de la naturaleza, la lucha por la vida, la difusión del evangelio incluso de forma asociada (ver nota) u otros ejemplos más sencillos como la actuación de un persona concreta en su ámbito laboral o familiar. El clericalismo que piden de rodillas los seglares es que en lugar de arriesgarse ellos a formar algo en defensa de la naturaleza esperen o exijan a la Iglesia que lo organice, para, en el mejor de los casos, sumarse ellos al esfuerzo

Voy a poner algunos ejemplos de “religiosos” clericalizantes y de fieles que piden de rodillas que les clericalicen y otros de buenas prácticas.

Cuando llegué a Burgos, hace mucho, quise pedir un favor material a una asociación religiosa. Estuve buscando contactos y cuando me informaron adecuadamente me dijeron que el método no era intentar convencer al presidente. Eso no era productivo. Era al consiliario al que había que conquistar.

Cuando armamos la asociación de profesores APTA, que pretendía mejorarnos pedagógicamente, fomentar la amistades con actividades de tiempo libre y propiciar la vida cristiana, de forma espontánea pensamos registrarla civilmente, como una actividad de ciudadanos que también son cristianos. Así lo hicimos  y ha funcionado. Hubo bastantes personas que pensaron que debíamos haberla hecho bajo el manto de la iglesia y ponerla bajo la autoridad del obispo (los que seria clericalismo). Evidentemente en muchas actividades nuestras pedíamos a un sacerdote que fuese él el que las dirigiese, como los retiros.

En tiempos había sindicatos católicos, creo que bajo la autoridad de la iglesia.

Si una persona tiene problemas familiares que resolver, puede ir a su confesor o director espiritual a pedir orientación, pero la familia es suya, el responsable es la persona y no puede actuar “por obediencia a su confesor”. Se informa, y actúa corriendo  el riesgo de acertar o equivocare con la fuerza y recibida en su bautismo.

Supongamos… Si tienes tú otro ejemplo, puedes añadirlo

Tema distinto son las actividades que tocan directamente al culto. Por ejemplo la Misa es esencialmente un acto comunitario, donde hay unas normas que seguir necesariamente y donde el sacerdote preside y en algunos momentos actúa en persona de Cristo. El papa es el vicario o representante de Cristo, no el representante/elegido del pueblo.

Esto es una llamada a la responsabilidad. Mis problemas me los tengo que resolver yo y como soy sensato busco asesoramiento en lo que ignoro, pero solo asesoramiento, no dirección para eludir mi responsabilidad. Y mi obligación de difusión del Evangelio, me la tengo que resolver yo, evidentemente con las ayudas necesarias para hacerlo bien.

 

Nota. Ya hace 50 años, que el Concilio Vaticano dijo que los fieles laicos tienen derecho a asociarse libremente para la difusión del evangelio, las obras de caridad y algunas otras cosas más. Derecho que   “viene  de fábrica” recibido en el bautismo. Lo que hizo la Iglesia es reconocerlo. Tampoco tiene por qué necesitar ni pedir la bendición de la jerarquía para estas actividades, aunque siempre es conveniente pedir consejo. Otro punto más peliagudo es como armonizar  este derecho con la obligación que tiene el obispo de coordinar el apostolado de su diócesis que se corresponde con la obligación que tenemos los seglares de dejarnos coordinar.

 

La foto corresponde a un viacrucis en el pueblo de Uchumayo. Salimos a las 5 de la mañana y llevamos la cruz hasta un cerro cercano, donde estará hasta el año próximo. Pesa bastante, que yo también cargaba. Arriba a la izquierda está José María Bellido, el compañero mío en Arequipa. El cielo azul no volverá a nublarse en 9 meses

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

UN PROBLEMA ....... (matemático)

En el hogar de Lima está viviendo desde hace unos días un militante que estudia matemáticas. Hace 4º de una especialidad enfocada a la computación. La otra noche, poco antes de acostarnos llamó a mi habitación y me pidió que le ayudase a resolver un problema que le había explicado el profesor pero él no lo entendía. El “pardillo” había derivado su aprecio hacia mí hacia el aprecio hacia mi ciencia matemática. Yo cerré los ojos y no le dije que acabé la carrera hace 45 años. Me encomendé a Dios, puse buena cara y acepté el reto. Como ya era tarde dejamos la resolución para otro día. Se trataba de poner en paramétricas una curva en el espacio. La intersección de la superficie x^2+y^2+z^2= 2(x+y) con el plano x+y=2.

La verdad es que me puse a intentarlo en cuanto se fue de mi cuarto y … en media hora lo acabé. Miré para el cielo y me eché a dormir.  Hay una solución fácil: hacer x=t, luego despejar la y en función de t y por último sustituir todo en la primera ecuación y despejar la z, pero el quería una cosa más elegante, con senos y cosenos. Empezando por la interpretación geométrica de las superficies y haciendo una traslación de vector (-1,-1,0) obtuve la ecuación en paramétricas: x=1-raíz(2)cost, y=1+raíz(2)cost, z = sen t.

Al día siguiente le expliqué los procesos y se quedó tan contento. Espero que el éxito no le anime a seguir preguntando, no sea que enseguida se de cuenta de mi ignorancia.

El problema se lo brindo a los colegas que lean este artículo, a ver cuanto tardan ellos en resolverlo. 

Testimonio de una amiga

Testimonio de una amiga

Querido amigo lector:

A continuación te copio una carta de una amiga. Por el contenido, entiendo que me escribe como una forma de dar gracias a Dios por diversos detalles que ha tenido a lo largo de su vida y yo me uno a esa acción de gracias por los que ha tenido con migo. No son maravillosos, pero son los pequeños detalles de todos los días, bien contados. Es una peruana que ahora vive en Bélgica y como verás su computadora no tiene ñ. Tampoco tiene acentos, pero esos los he corregido todos. He dejado la ñ para darle un poco de sabor.

 

El domingo pasado estuve un rato en un orfanato. Durante dos o tres años he estado yendo a este de Lima. Como desde agosto estoy afincado en Arequipa, no había vuelto a estar por allí y me apetecía volver a ver a la gente. Invité de paso a alguno de los amigos y fuimos 4. La verdad es que al principio los muchachos no nos hicieron mucho caso, pero eso te da para pensar ¿Por qué vengo aquí, para disfrutar del agradecimiento o por su bien, aunque no me respondan nada? Luego la cosa mejoró. El Papa hablaba de salir a la periferia, ¿será esto algo de eso?

 

 

Estimado Vicente

Algunas veces la vida es difícil, pienso que son pruebas que Dios nos pone en nuestro camino y cuando hay fe todo es posible de solucionar, solo pedir a Dios que nos de salud, que es lo mas importante para seguir adelante, por eso oro todos los días por mi familia y por todas las personas necesitadas de Dios.

 

Te voy a contar una experiencia que me paso y quizás puedas trasmitir a otras personas un milagro de Dios:

 

Los primeros meses de este ano, habíamos estado en Calahonda (Espana) y retornábamos a Bélgica vía terrestre en nuestro auto, mi esposo manejaba a una velocidad controlada, el maneja muy bien y siempre está muy atento cuando maneja, estábamos en la carretera de Espana que normalmente se maneja hasta 130 km, mi esposo iba en 110 km, no habían muchos autos, solo uno que otro, cuando en la carretera había mas adelante un camión de carga pesada que iba normalmente en su vía, nosotros íbamos en la otra vía tranquilos (solo había dos vías de ida) cuando en un momento el sr.  que maneja el camión pierde el control y ocupa las dos vías, nosotros no teníamos por donde pasar y por la velocidad ya estábamos mas cerca, mi esposo pensó que lo único que nos quedaba es irnos a la izquierda, me senala para que vea y  a la izquierda había 2 vías de regreso, pero en el centro había una zanja grande y muy profunda como del tamano de un primer piso, si continuaba de frente nos estrellábamos y ya estábamos muy cerca, el no lo pensó mas y vira el timón con dirección a la zanja, así que hemos volado en el aire, en este trayecto de estar arriba cuando voy  avanzando mejor dicho volando, puedo ver que el camión continuaba ocupando las dos vías, en ese momento veo a mi esposo y pienso que es la última vez, me doy cuenta que mi perrito  estaba atrás, lo traigo  y lo abrazo y pienso Dios mío ya estoy lista para lo que suceda, el carro cae en sus cuatro llantas (por que llevábamos peso, nuestra ropa y otras cosas, por que sino hubiera sido así  el auto hubiera caído de nariz, por que no había peso)  y continua corriendo por la velocidad, yo cerré los ojos esperando lo peor, mi esposo empieza a bajar poco a poco la velocidad hasta que llegamos cerca a un charco de agua, yo incrédula miro a mi esposo y pienso estamos vivos y no estamos lastimados, con mucho esfuerzo salimos de la carretera, ya que la parte de atrás de una llanta estaba hacia adentro, el sr. de camión era un espanol, también muy nervioso nos decía que él no pudo en esos momentos controlar el camión, el sabía que era su falta, pero había fallado su camión, se hizo la documentación respectiva para los seguros, yo estaba en shock, mi esposo me pide ayuda por que no entendía mucho lo que decía el senor, ya arreglada  la documentación cada quien continua su camino.

 

Mi esposo tuvo que pagar la reparación del auto, el pensó que el seguro le pagaría los gastos, pero el seguro no reconoce cuando no hay golpe entre los 2 autos y no recibió nada.  Y yo si antes estaba un poco mal de mi columna, ahora se me ha acentuado mas, por lo que no puedo caminar demasiado como lo hacía antes, pero al menos estoy  viva y puedo controlarlo.

 

Así como a ti le conté a una amistad y el que es muy creyente de la palabra de Dios, me dijo.........."cuando uno está mas cerca a Dios, los designios de Dios pueden cambiar tu destino"

 

Te cuento un poco de mi vida:

 

Nací y viví con mi madre y mi hermano, de bajos recursos, mi mama era nuestro sustento y  aunque mi madre no sabía como educarnos, siempre nos pedía que recemos a Dios, mi abuela que era una senora nacida en Ayacucho analfabeta, pero sabia de corazón y muy grande de espíritu , por la experiencia de la vida, nos aconsejaba y nos ensenaba a obrar con bien con las personas y ella nos demostraba con el ejemplo de su trabajo que todo en la vida se puede lograr siendo trabajador, respetuoso y  honrado, para ganar el dinero con el sudor de tu frente.

 

Mi recuerdo mas lindo de mi ninez es viviendo con mi abuela, mi abuelo, mi tía y mi hermanito, en una casita de esteras en un terral, todos los días mi abuelita lo primero que hacía es limpiar la casita, la veía barrer y dejar todo limpio y en orden, no teníamos cano, ni mucho menos bano, nos levantábamos casi de madrugada para ir al mercado mayorista a comprar bastante verduras y 1 cajón de limones, lo llevábamos al mercado y lo primero que hacíamos es ir a tomar nuestro desayuno de quaquer con pan siempre me decía que teníamos que tomar leche, luego afuera del mercado ella ponía un plástico en donde ponía toda sus verduras para venta y yo tenía un banquito para sentarme al lado de ella, para acompanarla, mi tía ofrecía a la gente los limones que llevaba en su bolsa, yo iba verla de rato en rato, este era el trabajo de todos los días, pero también otras veces cuando mi abuelita veía gente jugando futbol, cocinaba y  llevaba para ofrecer comida, también preparaba habitas saladas, para que mi tía lo lleve a su colegio y pueda vender.

 

Mis ejemplos en mi vida fueron mi abuela, mi madre, mi tía, a quienes estaré agradecida por el resto de mi vida y a quienes amo mucho, por que me ensenaron las cosas grandes y pequenas de la vida, pero sobre todo el amor y el trabajo, con el ejemplo que he tenido he educado a mis hijas y puedo decir orgullosa que tengo dos hijas muy buenas y muy nobles de corazón, trabajadoras y que también siguen mi ejemplo, obrando con bien con todas las personas.

 

Estimado Vicente, espero que no te haya cansado,  mi historia es un testimonio de la vida real, para que puedas contar y  pueda servir de ejemplo para alguna persona, que lo necesite y si en algún momento alguna persona que conozcas necesita de ayuda o de algún consejo, puedes contar conmigo para poder servirla ya que aunque sea a la distancia puedo ser útil.

 

Un abrazo y Felicidades.

 

En la foto la última vez que fui, cuando estaban aquí mis amigos Dani, Ángel y Alberto. En el centro, Dani y al fondo Álvaro

 

 

Respuesta a una carta de mi amiga Rosa María

Respuesta a una carta de mi amiga Rosa María

Querida Rosa María:

Tenía una espinita clavada en mi alma: contestarte. Ya hace tiempo que recibí tu carta y … Por fin me pongo a la computadora. Justo ahora estoy en el descanso de una tanda de ejercicios que doy yo. Las meditaciones que doy me hacen un impacto mucho mayor que las que da otro. Ahora estoy en el “principio y fundamento de todo” y acabo de hablar de la “otra vida” de la que voy a vivir enseguidita, dentro de menos de 40 años, puesto a contar mucho. Estadísticamente moriré a eso de los 85 y me quedan 20, incluidos los últimos que suelen ser un puro sobrevivir y aguantar.

Cuando muera, yo seguiré siendo yo, pensando como pienso y sin cambiar, pues como ya no tendré cuerpo, no puedo evolucionar. Si pensase en positivo, si quisiese a todo el mundo, si fuese generoso y no egoísta (Te cuento una de esta mañana. Estábamos dos desayunando. Había 7 trozos de salchicha. Ahora yo estoy a régimen por razón de una alergia pequeña y de lo que había sobre la mesa: palta, margarina y salchicha de pollo, sólo podías comer de esto último. También había mucha mermelada de higo, que si que podía. Pues  empecé a coger yo. ¿Cuántos trozos cojo de los siete, 3 o 4? Puesto que el otro podía coger otras cosas que yo no, me pareció que lo justo era coger 4, un poco más de la mitad y así lo hice y como no era oportuno contarle lo del régimen, no se lo dije. Luego me ha parecido que ha sido un planteamiento ruin, quizás fuese sensato, pero desde luego era mezquino. Aunque hubiese cogido tres, no me habría quedado con hambre. Además estaba la mermelada y si lo necesitase, más cosas. O aunque no hubiese comido nada más. En fin, sigo siendo egoísta). Continuo con lo de antes: si no tuviese egoísmo, sino solo amor, cuando tras del episodio de la muerte me encuentre con La Luz, me abrazaría a ella y seguiría siendo optimista y positivo toda mi existencia por años sin término.

Es decir me quedan un poco de tiempo para mejorar y lo debo intentar, sin agobios.

¿Y si no mejoro? ¿Si cada vez tengo más detalles rastreros?

Tú te sabes la solución: depende, si los asumo como mi yo y no intento arrepentirme y cambiar, cada vez iré a peor. Si me arrepiento y me hecho a los pies de Jesús y le digo: perdón, ya sabes cómo soy. De un pardillo no se pueden sacar otras cosas, Él me mira, me abraza, me limpia la porquería y me aplasta contra su pecho. ¡Yupi! ¡Me ha limpiado y me ha abrazado!

Pero esto no es  ni la mitad de la verdad. Cuando llegue al final lo del túnel, el mayor gusto es el placer de ser abrazado y querido y amado hasta la raíz de mi ser por Él y por toda su Familia.

 

Pasó otra meditación, pasó el almuerzo, ya estamos en un descanso de la tarde.

Pues bien, los ejercitantes no sé si saldrán con mucho provecho, pero yo salgo encantado.

 

Ahora te hablo de los ejercitantes. Eran tres: los hermanos Antonio y Blas y otro llamado Celestino. Íbamos a empezar el retiro el viernes por la tarde y a sugerencia de los hermanos empezamos el viernes a almorzar en el hogar de Vallecito, que es donde se está dando el retiro. Para no hacer juicios de valor intento describir los actos externos.

Jueves por la mañana, aparece Antonio y dice que no podrá llegar hasta las 7, que tiene clase y no puede venir antes (la clase es habitual, no se la acaban de poner de forma sorpresiva) y que irá al hogar cuando acabe, a esa hora, pero el sábado tiene que salir una hora a una clase.

Yo le digo que si unos ejercicios de dos días escasos se cortan por la mitad, aunque no hable con nadie por el camino, se estropean. Si necesita salir, es mejor que no vaya.

A continuación veo a su hermano Blas con su padre, con el que está trabajando ahora. Confirmamos que mañana viernes está a almorzar en el Hogar.

Viernes: A la hora de almorzar. No llega Blas y no tiene teléfono. Llamo a su hermano Antonio, llama a su padre y me dice que está ayudándole a cargar la furgoneta, que llegará hacia las cuatro. Me llamará cuando salga de la casa para que vaya a su encuentro. Se supone que él llega a las 7 como estaba previsto.

Ya son más de las cuatro. Llamo a Antonio para ver qué pasa con Blas. Llama a su padre y ya no está ayudándole a cargar, sino en la cola de la universidad para matricularse. No sabe como de grande es la cola. Yo le digo que si viene a dormir a casa, aunque sea tarde me parece bien que se incorpore, pero si no es capaz de eso, sino que sólo puede venir a partir del sábado por la mañana, mejor es que no venga y lo deje para otra vez. Blas me dice: “de acuerdo. Yo, cuando acabe la clase, me voy a mi casa, (unos 45 minutos) recojo las cosas que tengo que llevar y voy al hogar, (al menos otros 45 minutos) quizás con mi hermano.

Como ya te estás imaginando, ninguno de los dos vino y estoy dando la tanda a uno sólo, a Celestino, o mejor dicho, a dos: Celestino y Vicente. Sonrío y sigo “pa lante” y si no sonrío, peor para mí. ¡Hójala sea fructífera!

Querida Rosa María, en tu carta me contabas un poco de todo de tu familia, siempre a grandes rasgos. Yo sólo te cuento un trocito de mi vida, pero espero que por él te hagas una idea del conjunto.

Yo estoy bien de salud y de espíritu. Bueno, tengo una mancha en la piel de la cara y me la quitarán antes de que se convierta en cáncer.

Como ya soy peruano, tengo la seguridad social de aquí y voy a probarla con esto de la piel. Nuestra empleada de hogar no suele ir al seguro para nada, sino a un consultorio médico privado (parroquial) como casi todo el mundo. Yo voy a probar la Seguridad social.

Un abrazo muy fuerte, recuerdos a tu familia y hasta la próxima.

 

LA FOTO: Espero que haya contado que a finales de enero y principios de febrero estuvo por aquí José María Echeverri. Con él vino, y se ha quedado, el P. Santiago Manso. Entre los dos dieron un retiro (ejercicios de dos días) y algo más al grupo de los colaboradores. He colgado la “foto de familia” del final.

Convivencias Coloquio de Santa María en Camaná

Convivencias Coloquio de Santa María en Camaná

Querido amigo:

Como no pudiste estar en las convivencias que tuvimos en Camaná el primer fin de semana de marzo, te contaré algunas de las cosas que pasaron.

Empezaremos por los datos externos: estuvimos 14 adultos, la hija de Jesús – Carmen = Diana de 6 años y el hijo de Natalí, de 2. Nos salió por 100 soles, viajes + estancia y comidas, bien barato.

Fuimos a parar a una casa de alquiler, en el extremo más alejado de la Población, al lado del parque acuático. Las condiciones eran de poca privacidad, pero de espacio suficiente y de familiaridad en abundancia. Los dos almuerzos los hicimos en un restaurante de carretera y el desayuno y la comida, en casa lo que nos llevó a aumentar la convivencia, sobre todo entre las mujeres que son las que más se encargaron de este tema. Y lo hicieron muy bien.

Previamente nos habíamos repartidos los trabajos para que todos tuviésemos algo que hacer. A mí me sorprendió las ganas de playa que tenia la mayoría. Para muchos fue su único fin de semana de vacaciones y lo apetecían.

Como no sabíamos dónde estaba la casa y el viernes llegamos de noche, fue un poco de aventura ir de acá para allá, con todas las maletas. Tras varios intentos y muchas llamadas a la señora de la casa, llegamos. Los encargados nos ubicaron y nos pusimos  hacer la comida. Luego nos planteamos el sentido de las convivencias. El inicial era la amistad y la playa pero enseguida elevamos las intenciones para apuntar a algo más humano y más espiritual.

Aunque nos acostamos tarde, nos levantamos temprano para ver amanecer desde la playa, allí hubo unas ideas espirituales y luego nos fuimos caminando hacia el pueblo y el último trecho en combi. Misa, comprar la comida y vuelta a casa a desayunar, pero no un desayuno cualquiera, las señoras hicieron uno por todo lo alto.

En la playa hubo dos secciones: mucho reposo y un poco de baño o bien fútbol y baño. Almuerzo y repetición de lo de la mañana, aunque resumido y a la casa.

Allí Lula nos dio una charla muy interesante sobre la amistad y la autoestima. Y la asamblea. Empezamos por contar cómo nos había ido el compromiso de mejora de la reunión de hace quince días y enseguida fueron saliendo las maravillas que Dios había ido haciendo en nuestras vidas. Fue algo muy familiar y de mucha amistad. Tuvimos que cortar para que no se hiciese muy largo.

La noche se cerró con una fogata y actuaciones, como en los fuegos de campamento de los jóvenes.

El domingo no pudimos madrugar tanto, pero si lo suficiente para ir al pueblo a Misa de 7. Esa mañana, en lugar de irnos a la playa nos fuimos al parque acuático, que es más artificial, pero sin olas y todo el mundo estuvo dentro del agua hasta que se hartó.

Almuerzo, recoger, reunión final y al autobús.

Creo que estuvieron estupendas, por lo menos para lo que se podía esperar de un grupo que recién se está haciendo. Para todos nos supuso un estirón hacia Dios y para el Coloquio otro paso más de afianzamiento, después del de hace un mes: convivencias y ejercicios de dos días con José María Echeverri y el P. Santiago Manso.

Bajando a lo concreto acordamos que en cada reunión uno de nosotros (por turno) se iba a prepara un capítulo del libro ¿Por qué creo? Nos volvimos a proponer dar una charla al mes en algún colegio y dentro de unos días saldremos junto con los jóvenes en el Corso por la Vida.

Visto con retrospectiva, creo que sólo nos faltó que los pobres tuviesen un lugar en nuestras convivencias, seguramente encareciéndolas en un cierto tanto por ciento y dando lo obtenido a alguna institución.

Vicente

En la foto la mayoria de los componentes en la playa. Falta el que saca la foto y otro más.

Sumahuasi y PlazaVea (centro comercial)

Querido amigo:

Paso a hacerte un comentario sobre la actividad del grupos de Militantes veteranos de hace unos días.

 

Solo fue la semana pasada y ya me parece que pasó mucho tiempo. Efectivamente el miércoles  6 estuvimos con los muchachos del sumahuasi. Aunque habían anunciado su presencia unos seis universitarios, al final solo pudimos estar tres: Alejandro, Renato y yo.

Una vez diseñada la actividad, Alejandro se encargó de dirigirla y Renato de la contabilidad. Reunida la plata que aportamos cada uno, llegamos a su local, donde nos estaban esperando todo guapos. Tras alguna incidencia (Los niños siempre son imprevisibles) llegamos en seis grupos de cuatro chicos y un adulto a la Plaza de Armas, donde hicimos un pequeño concurso de conocimiento del lugar (También se perdió uno).

Enseguida nos dirigimos a PlazaVea (una gran superficie). La mayoría de ellos nunca habían entrado a un local de este tipo. A cada uno le dimos 5 soles que en realidad le entregamos al jefe del grupo para que pagase al final y se fueron a “comprar en grupo”. Lo primero fue cogerse el carrito los cuatro y empezar a circular por toda la tienda. “Ten cuidado no me choques” acaban de pasar los de otro grupo que tienen pocas habilidades de conducción. A la tercera vuelta ya empiezan a pensar en comprar algo. Lo malo es que con 5 soles, se puede comprar bien poco. Creo que sólo un grupo se compró algo de gaseosa, los demás se gastaron el dinero en algo interesante o en comida. Los que iban con migo, lo primero que hicieron fue ponerse de acuerdo para comprar entre todos una bombilla pues no tenían en los baños. Me pareció un gesto importante de solidaridad y yo puse la mayor parte de la plata para que les quedase algo para comprarse cosas personales. Otra muestra de la calidad humana de los chicos, todos entre 8 y 15 años es que ninguno corrió con el carrito.

A eso de las 5:30 se montaron en la combi de vuelta a su casa. Nosotros nos quedamos charlando y soñando con la próxima vez que hagamos alguna actividad con ellos, seguramente una tarde de domingo de marzo.

Nota tierna final: Durante uno de los trayectos el más pequeño de mi gurpo de cuatro, con ocho años, se me agarró de la mano y al toque, otro que estaba por allí, de edad pareja, se me agarró de la otra, extraño para mí.

FINAL DE MI TANDA DE EJERCICIOS

FINAL DE MI TANDA DE EJERCICIOS

Querido amigo:

Voy a contarte ahora un par de regalos que he tenido de Dios en los últimos días:

El primero es pequeñito. En Arequipa he estado participando en las actividades de un colegio público de los grandes. Como sabes aquí se llama colegio a lo que en España se llama instituto, es de secundaria. El caso es que en navidades, hacia finales de curso, fui a darme una vuelta por allí, a saludar a los amigos y al llegar me pidió un profesor un favor: Uno de los actos de  las fiestas del final es una comida de todos los profesores y siempre la empiezan con un discursito de algún sacerdote a modo de bendición inicial. A él le había correspondido buscar el sacerdote, pero no conseguía encontrarlo y me pedía por favor si yo podía hacerlo. Me estuvo dando las razones para animarme, que en definitiva reducían a una: que ya había recorrido todas las parroquias del entorno y nada. La paga era el agradecimiento y estar invitado a la comida de después. A mí eso no me importaba lo más mínimo aunque si me gustaba estar con los compañeros. Lo de pasar por sacerdote tampoco me convence nada, pero se trataba de hablar de Dios y de hacer un favor a los amigos, así que le dije que sí. Me dio el tema y yo me lo preparé adecuadamente. Bueno, no demasiado bien, pero para mi estilo, suficiente.

Llegó el día D a la hora H y me presenté en el local con mi terno (traje) y una cuartilla con el esquema del discurso. Busco al profesor y me dice que ya había otro para hablar, que debía entenderlo, que por si acaso, también se lo había dicho a otro y era el que iba a dar la arenga. De todas formas me invitaban a comer. Apareció por allí el director, que yo no sé si se sabía lo del discurso, y me pidió que me quedase, incluso dijo a otro que estaba por allí y que era amigo mío que me acompañase para que no me sintiese solo.

Aquí se acaba. La situación bien ridícula y yo allí en medio. El regalo está en que no me enfadé nada, ni me quejé, ni le mandé a la porra al de la invitación. Todavía me parece extraño.

El segundo regalo, se parece a este pero más potente.

Ya conté que en Arequipa había un grupo de Milicia floreciente y que, salvo los cuatro que estaban en el último año de carrera y que ya formaban un subgrupo independiente, todos se han ido. He estado cinco años con ellos y he metido muchas horas y cariño y algo de plata (de lo que estoy encantado, ¿para qué sirve el dinero sino para invertirlo en los demás y en la Milicia en particular?) y se podría alargar la lista de mi participación e interés. Pues bien, se fueron de un día para otro y “ni se me ha despeinado el tupé” que diría mi amigo Pedro Castrillo. Continúo con lo que queda, con los de otras secciones y con los otros cruzados y tan contento. Ni me he desilusionado nada.

¿Hay regalos mejores?

Te voy a contar otros dos. Del primero me da un poco de vergüenza. Acabo de terminar una tanda de ejercicios de 8 días, como las personas devotas y comprometidas y tal. Todo como si yo fuese bueno y sensato. Pero... de nuevo he tenido imaginaciones inadecuadas, como los adolescentes, que me han dado mucho la lata. Conclusión: ¡No somos nadie! Si me creía algo, ya veo que no doy para nada.

Ahora la última. La última tarde, Jesusito, me ha regalado un chupachú (chupetín dirían aquí) espiritual. Objetivamente seria una idea positiva acompañada de un gran gozo interno. La idea es la siguiente. Nos habían hablado de los diversos amores: el del que necesita algo con respecto al que lo tiene: eros (en el sentido originario de los antiguos griegos) como el del niño pequeño hacia su mamá; el de dos personas iguales, amistad, amor de pareja,… y el del que lo tiene hacia al que lo necesita, como el de la madre hacia su hijito, que mas o menos es el de caridad. De pronto me puse a pensar ¿qué amor es el que me tiene Jesús, que también es Dios? Evidentemente es el de caridad. Él lo tiene todo y me lo quiere dar. Inclusive me dará su propia naturaleza divina… Y me quedé tan a gusto por dentro.

Luego se pasó y después seguí con los razonamientos sobre por qué yo no recibo todo o por lo menos no lo percibo, pero eso ya era otra cosa y desde luego no seguí intentando aferrarme al regustillo que se queda en el espíritu. Disfruté lo que me tocó y seguí adelante.

Esta es una noche de verano, con su abundante calor y como llevaba hora y media sin dormir, me puse a escribirte. Sólo he tardado una hora en acabarlo. Supongo que haré algo más e intentaré de nuevo cerrar los ojos.

 

 

 

LA FOTO.

Estas navidades y año nuevo estuvo con nosotros Fernando Martín, el director general. En la foto estamos los dos en La Punta del El Callao, junto al mar

EMOCIONES 4

EMOCIONES 4

Emociones 4      (Escrito el 31 de enero)

Voy a ponerte al día de la nueva Milicia arequipeña. Ya te conté la situación de los tres grupos importantes de nuevas adquisiciones para secundaria: los de post confirmación, los del colegio nacional y los del privado.

Los de confirmación, siguen en nada de nada.

Los del colegio nacional se han ido descolgando. Por diversas circunstancias han tenido clases, incluidos los sábados, y exámenes finales hasta el 10 de enero y entre las dificultades externas y las internas se han ido descolgando.

Del colegio privado y de algún otro que ha aparecido van quedando unos 8. Hace quince días tuvimos una tarde de padres para irlos conociendo y resultó con una acogida regular. Dentro de unos días tendremos una salida al mar (estamos en vacaciones de Verano y Arequipa está a 3 o 4 horas del mar), ya veremos cómo queda.

Los veteranos que están haciendo de monitores, muy requetebién.

Universitarios, nada.

Los post universitarios de que hablé: entre bien y muy bien. Cuando escribo esto todavía no hemos hecho lo de salir con los niños del sumahuasi a ver el centro de la ciudad y a visitar un templo del consumismo (grandes almacenes).

Los adultos, los del Coloquio de Santa María, muy bien. Este viernes tienen una jornada tipo “Aula Tomás Morales” con José María Echeverri y el Padre Santiago Manso y por la noche inician una tanda de ejercicios de dos días (lo que se estila por aquí) a la que irán todos, más los de alrededor, más alguno más. Algo estupendo.

 

...................

En la foto estoy en el momento de más emoción de la leyenda del puente del diablo. Obsérvese la atención de todos los niños. Incluso el perro de debajo de la foto está atento.

Por el entorno de la casa se ve algo de lo humilde que es.

Un abrazo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En Arequipa con niños huérfanos

En Arequipa con niños huérfanos

Te copio una carta que acabo de escribir al grupo de universitarios y amigos que ha estado viniendo con migo a un alvergue de niños huérfanos de Lima.

 

Querido amigo:

Ahora estoy más en Arequipa que en Lima y no se bien como quedará lo de ir yo al puericultorio Pérez Araníbar, aunque intentaré ayudar al grupo que ha seguido manteniendo las visitas. En todo caso, aquí también hay desgracias y el viernes pasado estuve en uno de Arequipa. Este es de una asociación católica que trabaja mucho con la gente humilde y es un más pobre que el de Lima. Estos no tienen subvención del estado  (de los impuestos de todos los peruanos) y viven de la ayuda de las ONGd, sobre todo extranjeras, estirando los donativos con su propio trabajo. Es mucho más pequeño, con unos 35 niños, de los que en la actualidad unos 15 están de vacaciones porque tienen algún tipo de familias a donde pueden ir. Fui con un amigo de la Milicia de Santa María, que es como se llama el grupo al que pertenezco y estuvimos haciéndoles juegos, alguna cosa formativa de valores y después les conté un par de leyendas. Como todavía no se me ninguna buena peruana, les conté la del Puente del Diablo de Segovia adaptándola al Puente del Diablo de Uchumayo (Arequipa) y la del Monte de las Ánimas sin adaptar. Las dos son del famoso de Gustavo Adolfo Bécquer. (Si tienes alguna de estas tierras que sea bonita, me la puedes enviar).

Una amiga que trabaja en la Garcilaso me había dado 300 soles y yo se los entregué a ellos. Una parte en efectivo y como les gustaba que algo fuese más tangible le compré galletas y un par de pollos para echarlos en la sopa. Eso es lo que intenté, pero no encontré tienda de pollos por los alrededores, así que acabé comprando cuatro kilos de huevos a una señora muy honrada y muy voluminosa. Las dos cosas mucho.

Había un muchacho que tenía guardado un libro debajo de  la casaca, con mucho cuidado. Le pregunté de que se trataba y me lo enseñó: una historia universal. Como pienso ir alguna vez más le buscaré otro de ese tipo para que pueda seguir leyendo.

Fui allí porque conozco a un universitario, huérfano, que vivía esa casa y cuando fue mayor, no le echaron, sino que le pagan sus estudios. Por supuesto que en esta pequeña familia, los más grandes apoyan a los más pequeños y eso es lo que hace mi amigo, junto con otros mayores universitarios que están en situación parecida.

Al final, mi amigo rodeado de unos cuantos pequeños, me enseñó la casa, y al llegar a sus almacenes se empeñaron en darme algo, así que me llevé una pastilla de jabón de donación canadiense que he empezado a usar de inmediato. Me gusta ser agradecido. Creo recordar que ni los almacenes ni la cocina tenían llave, eran de todos.

Espero ir en febrero con más gente.

En cuanto organicemos algo por Lima te escribo.

Un recuerdo muy especial para las dos profesoras, para mi amiga del donativo y para las muchas personas que vinieron con migo, que sería muy largo poner sus nombres, pero que me acuerdo de todos. El que les quiera mucho, no llena sus estómagos, ni sirve para aprobar los cursos, pero es cierto y además espero que les agrade volverlo a oír. (En teoría me es muy fácil porque Jesús me amó y nos ama mucho mas a todos)

Abrazos

Vicente

 

Nota: Cuando estaba en España aprendí lo que significa la d de ONGd. Significa ONG dedicada al desarrollo y sirve para distinguirse de las que se dedican a la política que es otra cosa. Las ONGd  dan plata de los bolsillos de unas personas para la gente necesitada. Algunas de las otras se acogen bajo el manto de las mismas siglas y quieren parecer lo mismo de benéficas, pero son otra cosa. 

 

En la foto, mi amigo organizando un juego con los muchchos. Los que han hecho cosas de estas, saben que no es nada fácil conseguir que todos te atiendan. Enseguida te contaré cosas de mi apostolado en la Milicia. Las emociones

EMOCIONES EN TORNO A LA INMACULADA 3 de 3

EMOCIONES EN TORNO A LA INMACULADA 3 de 3

Para ver las emociones de la vida hay que leer antes los otros dos artículos.

Este domingo 16 habíamos quedado a las 7:45 con unos alumnos de 4º de un colegio nacional. Les habíamos dado unas charlas en clase de religión y entre otras cosas les habíamos invitado a una caminata a Yumina, un pueblecito cercano que tiene un manantial de agua muy grande y una gran pradera (muy seca) que cobran 1 sol por ir allí. Fueron 9 y quedaron muy contentos. Quedamos para el domingo siguiente, el 16,  a las 7:45 y hasta tres o cuatro dijeron que pensaban llegar a las 7 para ir jugando al pin-pon antes de empezar las actividades programadas. Nosotros llegamos a las 7 en punto y nada. Llegan las 7:45 y tampoco ¿Qué pasará?

Como no teníamos echo el belén yo me acerqué a unas barracas a comprar algunos materiales. ¿Qué me encontraría cuando volviese?

Volví y SÍ. Habían llegado siete. Cinco de los nueve, más otros dos que habían invitado. Fue un ambiente muy alegre, cuando había que trabajar lo hacían, nos fuimos a la misa prevista que ¡Gracias a Dios! dijo un sacerdote que tienen mucho gancho con la juventud, círculo, fútbol y gaseosa. Siguieron contentos y acabaron encantados. El próximo sábado 22 también les invitamos al evento de las familias, pero no sabemos como quedará pues en principio tienen clases hasta las 6 pm.

¿Y ahora?

A seguir confiando en Dios y no en nuestras fuerzas. Estamos organizando un acto navideño de las familias para el próximo sábado y puede ser que no venga nadie. Desgraciado el hombre que confía en otro hombre. Ayúdanos a llorarle a Jesús.

Algunas cosas estupendas del trasfondo. En Arequipa hay un grupo de colaboradores (adultos de la Milicia). Pues efectivamente: colaboran. Van de cabeza apoyar en lo de los padres del sábado y uno de ellos es el profesor de primaria en un colegio privado, que ha invitado a sus antiguos alumnos y además va a recogerlos a las puertas del colegio y lleva. Él mismo dirige el círculo y algunas otras cosas más (Nótese que además los sábados por la tarde tiene otro trabajito que por ahora abandona en detrimento de su bolsillo)

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres